EDUCACIÓN

Un centenar de profesores denuncia el «cambio de cromos» que supone la llegada del francés

Lamentan la sustitución de docentes de Primaria por profesores del segundo idioma «sin contar con medios»

Protesta de profesores esta mañana ante la Delegación de Eduicación en Córdoba
Protesta de profesores esta mañana ante la Delegación de Eduicación en Córdoba - Valerio Merino

Al grito de «¿Dónde están las vacantes? ¿Las vacantes dónde están?» y «¡Consejera, dimisión!», aproximadamente un centenar de profesores se han manifestado esta mañana a las puertas de la Delegación de Educación en protesta por el «recortazo» de la Junta a la educación pública, que se ha notado especialmente con la implantación de una segunda lengua extranjera, el francés, en los centros andaluces.

La protesta, convocada por la CGT con el apoyo de CCOO, Ustea, PAEP y Padeia, así como la solidaridad de IU, PP y Podemos, tendrá continuidad en el futuro, «si la Administración sigue sin atender nuestras reivindicaciones», según ha expuesto David Muñoz, representante de la Plataformas Andaluza por la Educación Pública, y, de hecho, mañana se celebrará una asamblea, a las 10.00 horas, en el centro cívico de la Fuensanta para decidir al respecto.

«Esto se ha debido a la bajada de natalidad que se ha experimentado, pero era el momento idóneo para que la Junta hubiera aprovechado para bajar la ratio de alumnos en las aulas», ha explicado Javier Delmás, secretario general del Sindicato de Enseñanza de CCOO en Córdoba, «pero, a cambio, lo que se ha hecho es un cambio de cromos de profesores de francés por los de Primaria».

Protesta de profesores esta mañana ante la Delegación de Educación en Córdoba
Protesta de profesores esta mañana ante la Delegación de Educación en Córdoba- Valerio Merino

Desde Ustea, Antonio Bujalance, ha abundado en la idea de que ese descenso de la natalidad únicamente lo ha notado la educación pública, que en los últimos cinco o seis años ha perdido 4.500 docentes y ha experimentado un recorte del 20% en su presupuesto, al tiempo que «privada y concertada siguen igual o mejor y tendría que asumir parte del coste que esta suponiendo la actituda de la Junta».

También Muñoz, quien ha aclarado que «no estamos en contra del francés ni los profesores, sino de que se implante cuando haya medios», ha insistido en esta idea y ha advertido de que la ratio media que suele aportar la Junta, de 21,7 niños por clase no es real, ya que ahí se mezclan tanto las aulas rurales, muchas de ellas con ocho niños, y las metropolitanas «que están saturadas y rozando la legalidad permitida».

Otras reivindicaciones son la rapidez en las sustituciones para las bajas, porque hay casos que se cubren «en 10 o 20 días; demasiado tarde», siendo los de Infantil quienes más lo sufren, porque ni siquiera se producen sustituciones, sino que se cubren con profesores de Primaria en otros horarios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios