El director de Cementos Cosmos en Córdoba, José de la Vega
El director de Cementos Cosmos en Córdoba, José de la Vega - Valerio Merino
Medio Ambiente

La cementera Cosmos asegura que «queda claro que la actividad es totalmente legal» en Córdoba

El director afirma que operan porque la Gerencia dictaminó que podían hacerlo

CórdobaActualizado:

El director de la fábrica de Cosmos en Córdoba, una filial del grupo industrial brasileño Votorantim, José de la Vega, aseguró ayer que lo que «queda claro» tras el proceso urbanístico es que la empresa «desarrolla su actividad con todos los permisos y licencias que exige la legislación». La firma no ha cedido un ápice en su argumentario de que todas las actividades que lleva a cabo se encuentran sometidas a la Autorización Ambiental Integrada que dio la Junta de Andalucía en 2007 que les permitía cambiar una parte de su combustible fósil por un tipo de residuos tratados. Recientemente, Medio Ambiente amplió la cantidad de este material que se puede quemar.

De la Vega recordó que, en el caso concreto del permiso concedido en 2007, fue posible porque la Gerencia de Urbanismo firmó un documento llamado de compatibilidad en el que le aseguraba a la Junta que los usos propuestos (quemar residuos o valorizar) era una actividad que se podía hacer en ese lugar. El director de la fábrica recordó que eso se hizo en el mismo emplazamiento que tiene el centro actualmente y con el mismo PGOU que hoy se aplica.

Sin explicaciones

El anuncio de consultar a la Junta para que se lleve a cabo un cambio de estrategia municipal sobre la materia sorprendió ayer, entre otros, a la dirección de Cosmos. De la Vega explicó que durante la mañana no hubo comunicaciones oficiales o extraoficiales dando explicaciones sobre la determinación alcanzada por los socios de gobierno, que entra en contradicción con el pacto del aire limpio que han venido defendiendo desde la anterior campaña electoral.

José de la Vega explicó que el planteamiento de Cosmos es esperar a ver cómo se concreta específicamente la decisión. Es decir, qué se pone por escrito. Hace escasos días, IU dio una alternativa totalmente distinta que era sentarse con la Consejería de Salud a discutir sus opiniones sobre el impacto en la salud. Ayer, la salida parecía estar más en poner el reloj a cero tras una larguísima guerra entre la empresa y Urbanismo que promete ser, en el futuro, más de lo mismo.

El máximo responsable de la fábrica aseveró que, en estos momentos, Cosmos no tiene ninguna petición de licencia pendiente de conceder. Todos los requisitos administrativos que se han reclamado se han ido cumpliendo. Lo único que estaría por contestar serían las alegaciones presentada por la empresa contra los dictámenes de la Gerencia que nunca se han llegado a contestar.