Recorte de la noticia de ABC que daba cuenta de los sucesos del 4 de diciembre de 1979
Recorte de la noticia de ABC que daba cuenta de los sucesos del 4 de diciembre de 1979 - ABC
HISTORIA

Los catorce heridos de la manifestación del 4-D de 1979

La Policía detuvo a ocho personas, entre ellos un hombre que disparó con un revólver en Las Tendillas, donde Fuerza Nueva volvió a generar tensión

CÓRDOBAActualizado:

Las primeras manifestaciones en favor de la autonomía andaluza estuvieron marcadas en parte por los disturbios. El caso de la marcha del 4 de diciembre de 1977, de la que se cumplen este lunes cuarenta años, no fue el único: en esa ocasión, un grupo de afiliados a Fuerza Nueva salió a la calle cuando los asistentes a la convocatoria pasaban por delante de su sede, situada en ese momento en la calle Gondomar, y comenzaron a increpar a los participantes en la comitiva, que tal y como recuerda el organizador de esa cita por delegación de la Junta Preautonómica, Rafael Vallejo, «sacaron un escopeta de aire comprimido y empezaron a disparar, de tal modo que le dieron en el ojo a una persona y la hirieron de consideración».

Dos años después, cuando la Constitución Española ya estaba aprobada, la convocatoria del 4 de diciembre también tuvo tintes violentos. Y también estuvo por medio la mano de Fuerza Nueva. Los disturbios acontecieron, como en 1977, en la plaza de Las Tendillas, donde la Policía detuvo a una persona llamada Miguel Quintana Domínguez por ser el autor de varios disparos con un revólver del calibre 38.

Pelea con armas blancas

El resultado del suceso no fue menor: catorce personas acabaron heridas por la pelea que se generó entre los manifestantes y los miembros de ultraderecha. La crónica que dio el diario ABC de los hechos decía literlamente que «como consecuencia de los incidentes catorce personas fueron atendidas en la casa de socorro y en la Ciudad Sanitaria Reina Sofía por contusiones, heridas de perdigones [disparados con el revólver del 38 citado] y de arma blanca».

Además del propietario del arma de fuego fueron detenidas diez personas más, como indica la noticia que firmó en el diario «El País» por Sebastián Cuevas. El autor de los disparos fue condenado a 1,4 de prisión por tenencia ilícita de armas y el resto por desórdenes públicos. La sentencia fue recurrida por el fiscal y llegó al Tribunal Supremo: todos acabaron siendo condenados en firme por desórdenes públicos con el atenuante de obrar por motivos altruistas y patrióticos.

El alcalde, Julio Anguita, fue tajante al hacer declaraciones sobre lo sucedido. «No fue un enfrentamiento, sino una clara agresión por parte de un grupo de militantes de Fuerza Nueva en formación», dijo el regidor. En la rueda de prensa que convocó ex profeso tras los sucesos, y tal como detalla la noticia firmada por Rafael S. López Cansinos, dijo que «el pueblo fue agredido por un grupo de terroristas: los que obraron de esta forma están contra la Constitución».