ASAMBLEA DIOCESANA

Cáritas Córdoba hará más transparente gestión e intensificará su presencia a través de las redes sociales

Más de medio millar de personas han participado en una asamblea con ganas de mirar hacia el futuro

Un momento de la asamblea diocesana de Cáritas celebrada esta mañana
Un momento de la asamblea diocesana de Cáritas celebrada esta mañana - Rafael Carmona

Más de 500 personas se han reunido esta mañana en la casa de Cursillos «San Pablo» para participar en la VIII Asamblea Diocesana de Cáritas en Córdoba, según ha informado a este periódico su secretario general, Salvador Ruiz. En esta reunión, además de escuchar la ponencia del sacerdote y vicario episcopal para la Acción Caritativa y Social Gabriel Leal titulada «Llamados a ser instrumentos de Dios para la promoción de los pobres», se han perfilado las cuatro líneas prioritarias de acción para los próximos tres años.

«Han sido las propias Cáritas parroquiales las que han hablado y expresado su deseo de avanzar hacia una mayor presencia en la sociedad y una mayor transparencia si cabe en la gestión», ha explicado el responsable de Caritas Diocesana. Precisamente, la primera de esas líneas va encaminada a la formación de los feligreses activistas en el sentido de recibir cursos no sólo para saber atender la labor doctrinal, sino también la técnica a fin de mejorar en la atención de personas y acompañamiento de los más necesitados.

Desvelar su labor

El segundo eje gira en torno a la necesidad de crecer como comunidad cristiana, «renovando y motivando» a los grupos de Cáritas y haciendo también que los sacerdotes sean más sensibles con esa labor parroquial de Cáritas. Otra línea fundamental que se quiere desarrollar hasta 2020 es un aumento de la presencia social para desvelar su auténtica labor al resto de la ciudadanía. «Las Cáritas parroquiales quieren enseñar lo que están haciendo y para eso se va a echar mano de las redes sociales, porque en este campo todavía estamos llegando tarde y son fundamentales», ha explicado Ruiz.

Finalmente, Cáritas quiere ser transparente en su gestión y en sus finanzas. No es que no lo sea en la actualidad, y hasta cuenta con auditorías de cuentas y de calidad, obteniendo el ISO-9000, pero se pretende dar un paso más allá, teniendo en cuenta que se busca un mayor peso en la financiación privada de este colectivo. «Se quiere incluso dejar a la vista las cuentas en las parroquias para que no pueda haber nada oculto», ha añadido el secretario general.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios