Un guardacoches en República Argentina
Un guardacoches en República Argentina - VALERIO MERINO
CIUDAD

Campaña vecinal contra los «gorrillas»

Un ciudadano lidera un movimiento para que el Ayuntamiento tome medidas contra las empresas de gestión de parkings

CÓRDOBAActualizado:

Es habitual verles en zonas comerciales, donde los coches entran y salen estacionando sólo durante unas horas. Se encargan de señalar a los conductores dónde hay un hueco libre a cambio de unas monedas. Algunos aparcacoches tienen tarifa plana e incluso uniforme. Es el caso de los «gorrillas» del Paseo de la Victoria, que trabajan, como puede leerse en sus chalecos fluorescentes, para la empresa Mgacor —Minusválidos Gestión de Aparcamientos—. Una empresa sin permiso municipal para cobrar a nadie por aparcar. Porque el Ayuntamiento es claro en este aspecto: ninguna empresa tiene concedido el derecho de explotación de ningún aparcamiento.

Este extremo lo conocen de sobra los vecinos de la ciudad que están participando en una recogida de firmas «online» para pedir al Consistorio que tome más medidas y evite las molestias que sufren quienes utilizan con asiduidad estos estacionamientos para dejar sus vehículos. La campaña, puesta en marcha por Juan Carlos Domínguez en la plataforma «Change.org», suma unas 200 adhesiones y se dirige a la alcaldesa para poner en su conocimiento la«injusticia» que están viviendo él y sus vecinos.

«Estoy harto de sentirme amenazado cada vez que quiero aparcar mi coche cerca de la zona donde vivo», dice en su relato, en el que narra algunas de las situaciones desagradables a las que se ha tenido que enfrentar con los «gorrillas» cuando se ha negado a pagar 1,10 euros por estacionar su coche, y en las que incluso ha tenido que intervenir la PolicíaLocal. Desde el Ayuntamiento, el delegado de Seguridad, Emilio Aumente (PSOE), afirma que poco puede hacer. «Su actividad no es delictiva», explica el concejal, que sí insta a los vecinos que reciban algún tipo de amenaza o extorsión al negarse a pagar a los aparcacoches a ponerlo en conocimiento de la Policía para que tome las medidas oportunas.