AGRICULTURA

La campaña del corcho en Córdoba: casi 1,4 millones de calidad de buena calidad

Los municipios con mayor producción son Hornachuelos, Montoro y Villaviciosa

Saca del corcho en una explotación andaluza
Saca del corcho en una explotación andaluza - ABC

Andalucía es el segundo productor mundial de corcho sólo por detrás de Portugal, por lo que la relevancia económica de su producción y su valor ecológico es alta. El alcornocal andaluz supone el 48,6 % del existente en toda España, con unas 325.944 hectáreas, distribuidas sobre todo en las provincias de Cádiz, Huelva, Málaga, Sevilla y Córdoba.

Según la Delegación de Medio Ambiente, la producción total de corcho en Córdoba durante la campaña de 2016 ha sido, por un lado, de 182.666 kilos de bornizo, que es el corcho que se obtiene en la primera extracción y que antes se desechaba, pero que ahora se utiliza para decoración (sobre todo de belenes), para terrarios o para trabajos de aislamiento. Mientras que, por otro lado, la suma total de segundero (las planchas de corcho) es de 1.387.543 kilos.

En la provincia destacan especialmente tres municipios por su producción de corcho: en primer lugar, y a bastante distancia del resto, Hornachuelos, con 62.146 kilos de bornizo y 230.869 kilos de segundero; seguido de Montoro, con 16.400 de bornizo y 208.000 de segundero; y, en tercer lugar, Villaviciosa de Córdoba, con 19.135 kilos de bornizo y 78.130 de segundero. A pesar de la preeminencia de Hornachuelos en la producción de corcho, dada la gran extensión de su término municipal y el parque natural que acoge, actualmente ya no tiene ninguna empresa que se dedique al secado del corcho. La única firma ubicada en el municipio melojo cerró sus puertas hace varios años y parece ser que se encuentra actualmente en concurso de acreedores. No obstante, muchas cuadrillas siguen trabajando allí cada verano, pues la «saca» del corcho se realiza habitualmente entre el uno de junio y el 15 de agosto. Una vez concluidas las tareas de la saca, las planchas de corcho se colocan en pilas y se dejan secar durante el resto del verano, para ser clasificadas en otoño y separarlas por calidad. Hace unos años esta firma contaba con un secadero en el Polígono Industrial La Vaquera, pero ahora, el corcho recogido es vendido a empresas de Portugal y Extremadura.

Desde la firma Coforest, de Villaviciosa de Córdoba, afirman que esta campaña ha sido similar a la del año pasado, aunque destacan que el corcho ha tenido mejor calidad, pues al haber llovido menos el corcho tiene menos humedad. Para medir la humedad, las planchas se pesan recién cogidas y se vuelven a pesar 15 días después para comprobar cuánto peso han perdido. Si el año pasado el corcho tenía una humedad del 13,72 por ciento, este año ha tenido un 12 por ciento. Por lo tanto, el corcho es más compacto, con menos poros y más calidad.

En cuanto a su precio, la Junta de Andalucía señala que el rango medio del kilogramo de corcho en pila oscila entre los 0,80 euros a los 2,30 euros y para los de calidad alta o muy alta entre 1,41 euros a 2,30 euros el kilogramo. Desde Coforest apuntan que ellos han manejado precios de entre 1,8 y 1,9 euros el kilo para el corcho taponable (destinado a las botellas de vino) y de 35 céntimos el kilo para el bornizo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios