Fotograma del cuarto capítulo de Juego de Tronos.
Fotograma del cuarto capítulo de Juego de Tronos.
JUEGO DE TRONOS

El calor «valyrio» llega al Castillo de Almodóvar del Río de Córdoba

La fortaleza vuelve a aparecer en la famosa serie de la HBO, esta vez con la visita de nuevos personajes

CÓRDOBAActualizado:

Es bien sabido que el calor es el protagonista principal en Córdoba durante los meses de verano. Incluso si te atreves a salir a la calle a ciertas horas sientes como si del cielo cayera fuego. Algo que, gracias a Juego de Tronos, se ha hecho realidad, al menos en el Castillo de Almodóvar.

La fortaleza cordobesa del siglo VIII vuelve a ser uno de los escenarios de la serie en el cuarto capítulo de su séptima temporada. Tras la invasión de las tropas de los Lannister, Altojardín está bajo el mando de Jaime, pasando así de ser portadora del estandarte de la Casa Tyrell, la rosa dorada, a lucir banderas con leones de los Lannister. Hasta aquí, todo lo que dió de sí el Castillo en el capítulo de la semana pasada. Así que, si no fuiste uno de los seguidores que vieron el cuarto episodio en directo, no sigas leyendo.

El objetivo de las tropas de Daenerys

El Castillo de Almodóvar, a pesar de ser el escenario con el que se han cerrado los dos últimos capítulos de la serie, se está convirtiendo en uno de los escenarios principales de la trama de Juego de Tronos. El fin de la Casa Tyrell, la victoria de los Lannister y, ahora, blanco de las tropas de Daenerys Targaryen.

La madre de dragones consiguió que se olvidaran de eso de «el invierno ha llegado» en Altojardín. Junto a sus soldados, la khaalesi atacó a las tropas de los Lannister asentadas en la fortaleza a lomos de Drogon. El fuego «valyrio» llegaba así al Castillo de Almodóvar.

Como contraataque, Bronn de Aguasnegras no dudó en usar las lanzas del arma diseñado por Qyburn, maestre de Cersei y de Desembarco del Rey, para abatir a los dragones. Una lucha en la que Daenerys, Drogon, Jaime y el mismo Bronn se ven envueltos, finalizando así este cuarto episodio.

Habrá que esperar una semana más para ver qué le aguarda a Altojardín y a los supervivientes de esta batalla, en la que el calor traído de Rocadragón activó la alerta de color naranja por altas temperaturas en el Castillo de Almodóvar.