Rafael Herrador, responsable de la Caixa en Andalucía Occidenta, rebana una pieza de pan
Rafael Herrador, responsable de la Caixa en Andalucía Occidenta, rebana una pieza de pan - VALERIO MERINO
SOLIDARIDAD

La Caixa, del balance al sofrito más social en Córdoba

Cuatro trabajadores de la entidad financiera catalana cocinan para el comedor social de Los Trinitarios

CÓRDOBAActualizado:

El responsable de Caixa Andalucía Occidental, Rafael Herrador, se puso ayer el delantal en Córdoba para ayudar a hacer el sofrito de unas lentejas para los más de 70 «sintecho» que llegan cada mediodía al comedor de los Trinitarios, que gestiona Prolibertas, un ejemplo del programa de voluntariado interno en la entidad que tienen los empleados y que vienen desplegando por toda la región.

Como voluntaria, María José Espinosa, que es la coordinadora territorial de Acción Social de la Caixa y directora de zona en una localidad sevillana, pelaba un pelotón de patatas y aunque no sabe hacer unas lentejas las hará hoy. «Nos ha dicho la hermana superiora de los Trinitarios que le echemos puerro y berenjenas, que están mucho más buenas», explicaba con una sonrisa.

Sabores de la infancia

La cocinera Loli Curado afirmaba que los comensales son muy «agradecidos», «que los sabores le recuerdan a su infancia, a su abuela, y los guisos y potajes que les encanta les recuerda a a lo que ya han perdido». «Cada día pensamos que vienen en torno a 70 u 80 personas a comer a los Trinitarios. Ahora van llegando más porque coincide con el fin de algunas campañas agrícolas», contaba Curado.

Sofía Browe, responsable de Comunicación de Caixa Anadalucía, era otra de las voluntarias, y aseguró que este trabajo en la cocina es «mucho más relajado y satisfactorio que el del día a día lidiando con los medios de comunicación», admitió con una sonrisa. «Yo soy voluntaria y también lo es mi hija, nos encanta ayudar a los demás, no sólo aquí sino con ancianos o con otros colectivos necesitados con los que colabora Fundación La Caixa», añadía.