Colas en el Patio de los Naranjos ante las taquillas de la Mezquita-Catedral
Colas en el Patio de los Naranjos ante las taquillas de la Mezquita-Catedral - VALERIO MERINO
NUEVO PROYECTO

El Cabildo espera que la doble taquilla elimine las colas en la Mezquita-Catedral de Córdoba

La Junta no descarta que las que están en el Patio de los Naranjos vayan a otro punto

CÓRDOBAActualizado:

Dos taquillas en dos sitios distintos para un mismo destino: la Mezquita-Catedral de Córdoba. Pero también dos colas, dos puntos para atender a los visitantes y una forma de frenar la masificación y de agilizar la entrada de turistas al monumento. He ahí lo que pretende el Cabildo Catedral con la última modificación del proyecto: poder atender mejor a la demanda creciente de conocer el gran monumento de la ciudad. Después de que ABC desvelase en el día de ayer el proyecto de repartir las taquillas entre el interior del templo y el Palacio Episcopal, lo que conjuga las dos posibilidades, el organismo eclesiástico explicó algunas de las claves de este proyecto. Así, según fuentes del Cabildo, ahora se evitarán las largas esperas que se daban en el Patio de los Naranjos para poder llegar al lugar en que comprar o retirar las entradas para acceder a a la Mezquita-Catedral. «Cada persona podrá hacerlo en el lugar en que mejor le parezca», precisaron las mismas fuentes.

Así, el proyecto mantendría en parte la voluntad del Cabildo Catedral de que los visitantes puedan pasar por el Palacio Episcopal para comprar la entrada y acceder al centro de interpretación del templo. Ahora bien, esto no sería obligatorio. Los visitantes podrían adquirir también la entrada en el Patio de los Naranjos, con lo que no tendrían que conocer la explicación que el organismo propietario da sobre el monumento. Así se evitaría el escollo que la Comisión Provincial de Cultura ha colocado al asumir los argumentos de la Plataforma Mezquita-Catedral de Todos.

La comisión tendrá que decidir si cambia ahora su criterio de hace dos años

Con todo, el viraje del Cabildo Catedral no es más que una solicitud formal, que ahora necesitará la correspondiente autorización para poder llevarse a cabo. La tiene que dar la Comisión Provincial de Patrimonio. El delegado territorial de Cultura, Francisco Alcalde, confirmó ayer la presentación del escrito ante su departamento en los mismos términos que había desvelado ABC. «Todo forma parte del expediente y será la comisión la que tenga que evaluarlo y decidirlo, eso es todo lo que podemos decir ahora», afirmó el delegado de Cultura. Francisco Alcalde también se refirió a uno de los puntos que puede ser más delicado: la postura de la Comisión Provincial de Cultura, hace dos años, ante las taquillas en el Patio de los Naranjos. Entonces se había urgido al Cabildo a que las retirase y a que las sacase de ese lugar.

«No veo contradicción», dijo, para después asegurar que la comisión había dicho «que había que reubicarlas, no que hubiera que sacarlas de la Mezquita-Catedral». Según él, ese era el sentido de la resolución entonces de la Comisión Provincial de Patrimonial. Cómo se haga depende ahora «del titular del edificio», afirmó el delegado de Cultura.