Dos bomberos de la Diputación han viajado a la República Dominicana para auxiliar tras el huracán
Dos bomberos de la Diputación han viajado a la República Dominicana para auxiliar tras el huracán - ABC
SOLIDARIDAD

Los bomberos cordobeses que apagan en la República Dominicana los desatres del huracán María

Repartir agua, dar charlas sobre higiene o supervisar alcantarillados son algunas de las labores realizadas por bomberos en República Dominicana

CÓRDOBAActualizado:

Manuel Elías y José Antonio Castro, los dos bomberos cordobeses de los parques Priego y La Carlota, adscritos al Consorcio de Bomberos de la Diputación de Córdoba y miembros de la onegé Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF), con la que la institución provincial mantiene un convenio de colaboración, ya están en España.

Ambos efectivos han formado parte del contingente que partió el lunes 25 de septiembre compuesto por tres bomberos más, dos de Huelva y uno de Madrid, todos especialistas en potabilización de agua, y un técnico sanitario de Murcia. Esta expedición partió bajo el auspicio de la Diputación de Córdoba «que ha financiado el contingente», resaltó uno de sus miembros, Jesús Olmos, antes de partir.

Durante su estancia en la República Dominicana, el grupo de los bomberos cordobeses ha realizado «tareas de potabilización y distribución de agua potable en el municipio de Arenoso, en la provincia de Duarte, una de las zonas más afectadas por las inundaciones», apuntan desde BUSF. Concretamente, especifican, en «las poblaciones de Platanito, la Mina y Cuba, afectadas por el desbordamiento del río Yuna». A las consecuencias del paso del huracán María, en esta zona hay que unir los ocasionados por los daños de la presa de este río, que provocó graves inundaciones contaminando todas las fuentes de agua potable y dañando seriamente la red de saneamiento.

El contingente español ha contado con el apoyo de la delegación de BUSF en el país y con el cuerpo de bomberos de San Francisco de Macorís. Todos han distribuido entre 6.000 y 10.000 litros diarios de agua en un reparto itinerante en la zona con una planta potabilizadora de emergencia que la onegé tiene operativa desde el año pasado, donada por el Ayuntamiento de Córdoba.

Además han realizado tareas de saneamiento de la red y de higiene así como una evaluación de los daños, amenazas y necesidades en el tema sanitario. Con el apoyo del obispo de San Francisco de Macorís, Fausto Ramón Mejía, han impartido jornadas de salud e higiene entre los escolares. También han capacitado a los bomberos macoríes en el funcionamiento de la planta potabilizadora. Ellos, junto con BUSF República Dominicana, se harán cargo de la producción y reparto de agua potable.