Imagen del incendio en la tarde del pasado domingo - A.C./R.C.
CARRETERA DE GUADALCÁZAR

El Ayuntamiento de Códoba admite que el humo es tóxico pero los vientos no van hacia la zona urbana

Seguridad prevé que el fuego en la planta de reciclaje quede extinguido en este lunes

CORDOBAActualizado:

El humo procedente de la planta de residuos Recicor es «tóxico», al tratarse de plástico en combustión, pero los «vientos no van en dirección a zonas urbanas». Con este mensaje, el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana del Consistorio, Emilio Aumente, explicaba a ABC que «hay que lanzar un mensaje de tranquilidad porque de momento no ha habido que desalojar ninguna vivienda». «Tampoco se han tenido que adoptar medidas adicionales porque todo está controlado de momento», aseguró Aumente.

Esta ladera de residuos plásticos arde desde el mediodía de este pasado domingo a unos diez kilómetros del centro de Córdoba. El humo tóxico que asciende en forma de columna del kilómetro 9 de la carretera de Guadalcázar se divisaba a una distancia de más de 20 kilómetros. El incendio permance activo, según los bomberos de Córdoba. Ya lo vaticinó la tarde de ayer el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, cuando informaba de que el fuego tardará más de 24 horas en sofocarse, dado que se trata de plásticos. La montaña de residuos dispuesta para su reciclado está compuesta por palets de más de 300 kilos cada uno que se convierten en auténticas moles de fuego difícil de apagar por parte de los efectivos de bomberos.

La densa nube de humo provocó que el Centro de Coordinación de Emergencias de la Junta de Andalucía del 112 recibiera en apenas una hora más de 70 llamadas alertando de este incendio. Hasta el lugar se desplazaron numerosos vehículos de bomberos de los dos parques de Córdoba pero poco o nada podían hacer por controlarlo.

El Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Córdoba, apoyado por efectivos de la Policía Local, Nacional y Guardia Civil comenzó a trabajar a primera hora del mediodía de este pasado domingo para apagar el incendio.

El responsable de Seguridad municipal quiso a última hora de ayer tranquilizar a la población al asegurar a ABC que la situación «estaba controlada» pese a admitir «la gravedad de siniestro».

.