Dos arqueólogos y un policía en una zona del yacimiento de Ategua
Dos arqueólogos y un policía en una zona del yacimiento de Ategua - VALERIO MERINO
TRIBUNALES

La Audiencia de Córdoba ratifica la condena de año y medio de cárcel por los destrozos en Ategua

Los tres acusados destruyeron el yacimiento mientras realizaban labores agrícolas con arado de la tierra

CÓRDOBAActualizado:

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba ha desestimado el recurso interpuesto por tres agricultores contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba que les condenaba a año y medio de prisión, y a pagar una indemnización de más de un millón de euros, por provocar daños en el yacimiento arqueológico de Ategua, en la barriada periférica de Santa Cruz. Se trata de la mayor condena en responsabilidad civil en la historia de la protección del patrimonio.

Los tres acusados destruyeron el yacimiento mientras realizaban «sin permiso» labores agrícolas con arado de la tierra. Sin embargo, la ejecución de la sentencia aún no ha comenzado ya que los tres acusados han elevado un recurso de queja al Tribunal Supremo contra esta última resolución judicial.

Según recoge la sentencia que ha sido ratificada por la Audiencia Provincial, los encausados, un padre y sus dos hijos, realizaron las labores de arado en fechas anteriores al 5 de agosto de 2015. Por dos veces removieron los restos arqueológicos que salieron a la superficie y, pese a ello, «continuaron con las labores». Dicha parcela se localiza al oeste de la ciudad amurallada de Ategua, a 300 metros lineales, en el entorno de protección del Bien de Interés Cultural (BIC).

La destrucción más evidente se observó en dos zonas. Una de ellas donde «se tiene constancia de la existencia de varias cisternas romanas». En la segunda zona, se observó una mancha de materiales de diferentes cronologías que indican «la afección al suelo y la destrucción del registro arqueológico» a causa de la máquina de los trabajos agrícolas.

Por ello, el fallo impone a los inculpados un año y medio de cárcel y el pago de más de un millón de euros en concepto de indemnización a la Junta de Andalucía.