VALLE DE LOS PEDROCHES

Asaja pide acabar con el sistema actual de medición que limita las piaras en la dehesa

La producción de bellota no entra en los parámetros para fijar el máximo de animales por hectárea

Piara de cerdos ibéricos en una dehesa
Piara de cerdos ibéricos en una dehesa - ABC

El sector ibérico cordobés se encuentra encorsetado por las actuales normas. Los productores lamentan que por culpa de unas leyes salomónicas y carentes de criterios objetivos se perjudique un sector tan productivo e importante para la provincia, al que se limita su capacidad de crecimiento para igularlo al resto de España.

El problema radica en el número de animales que pueden pastar en una dehesa para respetar las leyes de sostenibilidad. Habrá lugares de España donde los cerdos tengan que recorrer kilómetros para alimentarse y otros donde sin dejar la sombra de la encina encuentren su sustento diario. Pero la ley es igual para todos (los cerdos) y haya o no alimentos en las fincas la piara no puede superar un máximo por hectárea.

Con el cambio de normativa, desde el año pasado el umbral máximo de carga ganadera es de 1,25 cabezas por hectárea. A esta cifra se llega después de hacer un análisis y medición de la superficie arbolada. Esta baremación la realiza el Sistema de Información Geográfica de Identificación de Parcelas Agrícolas (Sigpac) con un método que consiste en medir el porcentaje de arbolado de una parcela por técnicas de teledetección.

Para los ganadero, este sistema es insuficiente para determinar la producción de bellota y debe ser complementado con otros parámetros objetivos.

Dehesa excepcional

Así lo ha manifestado la última sectorial del cerdo ibérico de Asaja Córdoba, en la que han participado los principales ganaderos de la provincia, donde se abordó el acuerdo de trasladar a la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) la petición ampliar los criterios que se utilizan para determinar la carga ganadera»

Los productores de ibérico recuerdan que la Superficie Arbolada Cubierta (SAC), que es la que determina la carga ganadera, perjudica a las explotaciones del Valle de Los Pedroches, donde la producción de bellota por árbol es mayor que en otras zonas de España. Los ganaderos invitan a los técnicos que visiten sus dehesas «y se dejen de fotografías aéreas».

En el norte de la provincia se encuentran algunas de las mejores dehesas de España, con una elevada densidad de encinas. Ocurre que muchas explotaciones se quedan por debajo del 30% de SAC, es decir, por debajo de un cerdo por hectárea.

Desde Asaja se pide acabar con estos desfases entre la capacidad real de engorde de los cerdos en montanera y la calculada con los criterios actuales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios