Aurelio Teno con algunas de sus esculturas
Aurelio Teno con algunas de sus esculturas - V.M.
CULTURA

Aniversario de la muerte de Aurelio Teno: cinco años sin el escultor de Don Quijote

El artista del Valle de los Pedroches dejó un importante legado de esculturas, pinturas y orfebrería

CÓRDOBAActualizado:

Dijo adiós dejando tras de sí un importante legado de esculturas, pinturas y orfebrería. Aurelio Teno, artista universal cuyas manos dieron volumen y movimiento al hidalgo más ingenioso de la historia de la literatura, se fue el 2 de febrero de hace ya cinco años, con más de ocho décadas de vida a sus espaldas. «Le llegó la hora de morir», dijo en su día la hija del creador.

El escultor nació en Minas del Soldado (1927), un poblado, ahora fantasma, que pertenece a Villanueva del Duque, aunque en la época de esplendor fuera uno de los núcleos principales de la comarca por su actividad minera. Su formación artística arrancó en Córdoba y amplió en Madrid y París. Es aquí donde comenzó a fraguar su lenguaje artístico dentro de la contemporaneidad, haciendo incursiones pictóricas en el abstracto, pop-art, informalismo y expresionismo, con interesantes logros en el collage.

Entre su producción sobre el personaje de Cervantes, sobresale la que levantó en el Kennedy Center de Washington, que inauguraron los Reyes de España, de siete metros de altura y 60.000 kilos de piedra y bronce. Teno ganó aquel concurso para tallar la imagen imponiéndose a figuras como Salvador Dalí y José de Creeft.

Escultura de Teno en Washington
Escultura de Teno en Washington-PANORAMIO

El mundo artístico de Teno se basó en el expresionismo, con la fauna de la naturaleza, la temática religiosa e incluso taurina, como el monumento La gran corná, en la plaza de toros de Pozoblanco, en la que murió el diestro Paquirri.

En sus años más prolíficos, el artista cordobés expuso en el Ateneo de Madrid y en ciudades como París, Nueva York, Copenhague y Rabat.

Pasó los últimos años de su vida en el monasterio de Pedrique, en Villaharta (Córdoba), donde hay una exposición permanente de parte de su obra.