Acción ofensiva del Ángel Ximénez durante su duelo ante el AtléticoValladolid
Acción ofensiva del Ángel Ximénez durante su duelo ante el AtléticoValladolid - MANUEL GONZÁLEZ
BALONMANO

Ángel Ximénez AVIA Puente Genil y Recoletas Atlético Valladolid aceptan un equitativo empate (27-27)

Los de Julián Ruiz cierran su participación como locales en una tarde de despedidas

PUENTE GENILActualizado:

La clausura de la temporada ordinaria en el Pabellón Alcalde Miguel Salas concluyó con una homogeneidad admitida por el Ángel Ximénez y el Atlético Valladolid, en un encuentro de minúsculas disparidades. El cuadro de Julián Ruiz, sin David Jiménez ni Mario Porras por causas físicas, se reforzó con la vuelta de Leo Almeida y suma un punto válido para afianzarse en la decimosegunda plaza. Este compromiso, antes del partido final, a domicilio y contra el Frigoríficos Morrazo, significaba la despedida, en Puente Genil, de Revin, Tomás Moreira, Jorge Oliva y Nacho Moya.

Las imprecisiones recíprocas de ambos equipos con la posesión del esférico favorecían contragolpes constantes. Una cabalgada de Cuenca, atravesando la cancha de un área a otra, al recuperar un balón, propiciaba la primera ventaja del Ángel Ximénez (2-1, minuto 3). Las certeras intervenciones de César y Álvaro De Hita remediaban las inconsistencias defensivas de las dos escuadras.

Costa y Chispi erraron los dos primeros siete metros del cuadro de Julián Ruiz, paralizado en la producción ofensiva durante un lapso próximo a la decena de minutos, cancelado por Cuenca, al dibujar un maravilloso reverso delante de la retaguardia contraria. El guardameta del Recoletas Atlético Valladolid incrementó su porcentaje de aciertos hasta el 43%, parámetro determinante en la mínima renta de su escuadra al término del acto inicial.

El Ángel Ximénez reincidía en excesivas maniobras individuales, frecuentemente infructuosas, acusando la inexistencia de operaciones trenzadas en territorio extraño. El luminoso únicamente exhibía diferencias exiguas hasta un crédito de dos dianas del conjunto de David Pisonero (9-11).

Una alteración que, inmediatamente, desembocó en un tiempo muerto solicitado por Julián Ruiz. La primera parte, entre un compartido nivel mediocre, concluía con una distancia mínima del cuadro vallisoletano (13-14). Antes del intermedio, en el plantel anfitrión, sobresalieron Chispi, por su persistencia y jerarquía, y Juanlu Moyano, incontenible desde los nueve metros.

Al retorno de la caseta, el Ángel Ximénez promovía un modelo más inclinado hacia las manifestaciones asociativas y dinámicas. Leo Almeida, recuperado de su lesión después de un mes y medio de baja, sumó un registro ubicado en los siete metros, Fran Bujalance convirtió un pronunciamiento galopante y Costa amplió a dos unidades la aceleración de su equipo (16-14, min.34).

Al impulso frenético del Ángel Ximénez contribuyó irrevocablemente un Jorge Oliva insuperable en el arco, arrebatado y rebostante de motivación tras conocer su salida del club al final de la temporada regular solo unas horas antes.

El Atlético Valladolid se recuperó a base de goles imprevisibles –Serrano despuntó como artillero más fiable, con seis dianas- y movimientos dirigidos por la celeridad y el talento. Los de Pisonero resistieron incluso ante adversidades como la exclusión doble a Garza –el Ángel Ximénez soportó, simultáneamente, una a Leo Almeida- y la homogeneidad se instaló en el electrónico (23-23, min.51).

La escasa afición presente en el recinto deportivo pontanés entonaba los nombres de jugadores como Revin o Jorge Oliva, en su último compromiso en el Miguel Salas. Superado una fase singularizada por la riada de goles, las vanguardias hallaron múltiples obstáculos para zarandear las redes opuestas.

Los de Julián Ruiz, con Juanlu Moyano como máximo exponente ofensivo, al sellar seis goles, enfocaban sus avances hacia los extremos, obligados por la obstrucción de los conductos centrales. Los blocajes y rechaces de Oliva sostenían a su escuadra, menos efectiva en el sector opuesto del rectángulo azul y los tantos de efectivos como Serrano, Gonzalo Viscovich y Pérez Mínguez equilibraron un duelo culminado en un empate comúnmente satisfactorio.

FICHA TÉCNICA:

27.-ÁNGEL XIMÉNEZ AVIA PUENTE GENIL (13+14): Álvaro De Hita, Rudovic (5), Nacho Moya (2), Cuenca (3), Curro Muñoz (2), Juanlu Moyano (6,2p), Tomás Moreira –siete inicial-, Costa (1), Revin, Chispi (3), Fran Bujalance (1), Leo Almeida (4,1p),

27.-RECOLETAS ATLÉTICO VALLADOLID (14+13): César, Rubén Rio (1), J. Serrano (6), Garza, Gonzalo Viscovich (4), Costas (3), Turrado –siete inicial-, Adrián Fernández (2), Abel Serdio (3), D. Camino (3,3p), Pérez Mínguez (2), M. Camino (3), López, González, Clemente y Miguel Martínez.

PARCIALES: 3-2; 3-3; 4-4; 6-7; 9-10; 12-14; 13-14; 16-14; 18-18; 20-19; 23-23; 25-24; 27-27.

ÁRBITROS: Fernández Molina y Murillo Castro, del colegio andaluz. Excluyeron a los locales Fran Bujalance, Leo Almeida -2-vy Rudovic y a los visitantes González y Garza -2-.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésima novena jornada de la Liga Asobal, disputado en el Pabellón Alcalde Miguel Salas en presencia de unas 300 personas.