Participantes en la inauguración de la jornada de investigación
Participantes en la inauguración de la jornada de investigación - RAFAEL CARMONA
INVESTIGACIÓN

El algoritmo que determinará las probabilidades de padecer alzheimer se estudia en Córdoba

Una jornada ponen en común los últimas avances en el conocimiento de la enfermedad

CÓRDOBAActualizado:

El alzheimer es una enfermedad que afecta a 1 de cada 5 personas en España, unas 8.000 en la provincia de Córdoba. Con el objetivo de conocer su situación actual y las investigaciones que se están desarrollando a día de hoy, el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) acogió este miércoles una jornada científica para presentar el mapa de la investigación del alzheimer en España y conocer las distintas vertientes investigadoras de esta disciplina.

En la primera de las mesas que se celebraron, María Ángeles Pérez Muñoz, Gerente de la Fundación Cien/Ciberned, Centro de Alzheimer de la Fundación Reina Sofía (Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas) y la directora médica de la Fundación ACE de Barcelona, Mercé Boada, abordaron los proyectos de investigación longitudinales que se están llevando a cabo para determinar el paso de una población sana al deterioro cognitivo leve, que es la antesala del alzheimer.

Diagnóstico precoz

De esta forma, María Ángeles Pérez Muñoz destacó que las investigaciones sobre el Alzheimer que se están realizando en la actualidad están encaminadas a hacer un diagnóstico precoz a través de evaluaciones neuropsicológicas, neurológicas, análisis de genética y neuroimagen (resonancia magnética cerebral). Este proyecto tiene como objetivo determinar un algoritmo probabilístico para la identificación de individuos en riesgo de presentar Alzheimer en el transcurso de unos años. Dicho algoritmo se basa en la conjunción de datos sociodemográficos, clínicos, neurológicos, neuropsicológicos, biológicos (procedentes de determinaciones en sangre) y de neuroimagen.

De esta manera se seleccionaron un total de 1.213 voluntarios con edades comprendidas entre 70 y 85 años, que fueron evaluados de manera inicial y se sometieron a un seguimiento anual durante los 5 años posteriores. El objeto de la investigación es valorar el perfil evolutivo de todos los participantes e identificar específicamente aquellos que desarrollaron un deterioro cognitivo y/o demencia. De hecho, la investigación se encuentra actualmente en ese punto, en el de averiguar por qué se ha producido ese deterioro cognitivo e intervenir para encontrar posibles soluciones que retarden o reviertan la situación.