Municipal

La alcaldesa de Córdoba dice que su gobierno ha alejado al Ayuntamiento de la radicalidad

Anuncia que habrá una nueva casa de acogida en el antiguo Hospital Militar para personas en riesgo social

La alcaldesa durante su discurso
La alcaldesa durante su discurso - Valerio Merino

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha asegurado en el debate sobre el estado de la ciudad que el pacto de investidura ha proporcionado estabilidad «lejos de la radicalidad». La regidora ha asegurado que la reciente crisis de gobierno supondrá un impulso tras la primera etapa de consolidación de su equipo que se encontró con servicios desmantelados por el PP. En concreto, con una institución «en pleno proceso de privatización».

Ambrosio pintó un panorama muy negro cuando su equipo entró en Capitulares en materias concretas: el Urban Sur, el Metrotrén o el Centro de Convenciones. Un Ayuntamiento «con una participación arrasada y que no atendía a las familias». «Hablemos con claridad: las cosas se estaban ordenando para que las privatizaciones fuesen irremediables», dijo la regidora.

«Ha sido duro», aseguró Ambrosio que aseguró los cimientos se han puesto cuando «no se nos dio ni un día desde determinados ámbitos». «Por fin vemos el cambio sensato», dijo la alcaldesa usando su eslogan de campaña.

Ambrosio aseguró que la cuenta de resultados de un ayuntamiento se marca por los servicios que se prestan en un ataque directo a la reforma local del Gobierno del PP. Acusó al Ejecutivo de secuestrar la información necesaria para poder realizar los presupuestos de 2017. «Pido un acuerdo lo más amplio posible para presentar los presupuestos antes del 31 de diciembre», fecha en la que deberían estar aprobados.

La alcaldesa defendió su trabajo de diálogo que, afirmó, «ha sido seña de identidad». «Pero hablar por hablar no», dijo. Ambrosio abogó por recuperar el diálogo con la ciudad y con otras instituciones independientemente del color de quien las gobierne.

En materia concreta, Ambrosio anunció la constitución del clúster Halal o la creación del Open Future (para ayudar a emprendedores) y aseguró no haber rechazado los proyectos del PP «porque Córdoba no se merece un cambio de rumbo cada cuatro años». El ejemplo, dijo, es el cercanías. Aseguró que se está sacando adelante el Centro de Convenciones «a pesar de los errores cometidos».

La regidora resaltó el giro social del cogobierno en materia social. Destacó el bono gratuito de agua para personas sin recursos, el plan de rescate «pionero» en el que el Consistorio, dijo, ha sido locomotora de organizaciones.. «No somos un gobierno que genere expectativas que no va a cumplir, nuestra apuesta es la viable», aseguró Ambrosio.

Parcelaciones

En el turno de cierre del Debate del Estado de la Ciudad, ha llegado el momento de las propuestas concretas, muy escasas, y de los anuncios genéricos por parte de la regidora. Entre los primeros, ha estado el anuncio de que habrá una nueva casa de acogida en el antiguo Hospital Militar para personas en riesgo social y que la primera fase del Parque de Levante, anuncio realizado por el edil de Urbanismo, Pedro García (IU), en esta misma sesión, se pagará con los nuevos fondos europeos que le han concedido a la ciudad. Igualmente, ha indicado que apostarán por la vuelta de las 35 horas semanales para la plantilla municipal. En esta última materia, ha añadido que planificarán una oferta pública de empleo hasta 2019, que incluirá la ampliación de la plantilla de Policía Local y Bomberos.

En materia de fiscalidad, abogó por un modelo nuevo «progresivo para favorecer a los que tienen menos ingresos». Añadió que se facilitara la actividad de las empresas fragmentando más tributos.

Reiteró también su compromiso con la finalización del Centro de Convenciones y con la puesta en marcha del Metrotrén. Y avanzó que habrá una asamblea constitutiva del conglomerado empresarial «halal». Igualmente, apostó por el desarrollo de suelo logístico.

En cuanto a las parcelaciones -parte de sus residentes están protagonizando constantes protestas para reclamar servicios básicos, Ambrosio indicó que el Ayuntamiento impulsará su ordenacion para adelantar servicios antes del proceso de reparcelacion; dentro de las posibilidades que ofrezca la normativa autonómica (LOUA).

Avanzó que en el campo de la cultura se descentralizará más la agenda de actividades. Indicó, además, que se desarrollará la segunda fase de las obras de mejora del Alcázar y se celebrará el centenario de Ricardo Molina

Respecto a la memoria histórica, se hará un catálogo de simbología franquista y el Ayuntamiento colaborará con las exhumaciones. Igualmente, indicó que el Consistorio apostará por modernizar el recinto donde se celebra la Feria. Y añadió que en 2017 habrá una nueva edición del programa de obras en barrios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios