CENTENARIO DE LAS APARICIONES

La Virgen de Fátima procesiona por la Mezquita-Catedral

El rosario con la imagen tuvo que realizarse en el interior del templo por culpa de la lluvia

Rezo del rosario por el interior de la Catedral con la Virgen de Fátima
Rezo del rosario por el interior de la Catedral con la Virgen de Fátima - VALERIO MERINO
R. C. M. - abccordoba Córdoba - Actualizado: Guardado en:

El próximo 13 de mayo, la iglesia católica celebrará el primer centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima. Una fecha señalada para cuya conmemoración hay dispuestos varios actos, como el que ayer se llevó a cabo en la Santa Iglesia Catedral con la imagen de la Virgen de Fátima que se venera en la parroquia de la Inmaculada y que pertenece al Apostolado Mundial de esta advocación, bendecida el 12 de mayo de este año. Con una solemne Eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis, Demetrio Fernández, seguida del rezo del rosario, Córdoba dio el pistoletazo de salida a la celebración de esta efemérides, que se prolongará hasta la próxima primavera.

A las 19.30 horas daba comienzo la misa de apertura de la misión diocesana. Minutos antes, miembros del Apostolado de Fátima y de la Asociación «Yo amo al rosario perpetuo» –organizadoras del acto- repartían estampas y rosarios en la puerta del primer templo. Tras la misa, en la que el prelado ensalzó la importancia de esta advocación para la Iglesia Católica, dio comienzo el rezo del rosario en el que participaron varias hermandades de la capital y de la provincia.

Aunque en principio estaba previsto que el acto se realizara en el Patio de los Naranjos con una procesión de antorchas, las inclemencias meteorológicas obligaron a los presentes a rezar en el interior del templo. Acompañada con velas, la Virgen de Fátima procesionó por el interior de las naves a hombros de los seminaristas.

Reliquia de Juan Pablo II

Para esta misión, el Apostolado de Fátima ha dispuesto una nueva parihuela sobre la que ayer ya se posaba la Virgen, que fue trasladada por la mañana a la Catedral, y que lucía exornada con claveles y lilium blancos. Además, con motivo de esta misión diocesana, el obispo ofreció al Apostolado la reliquia con la sangre de Juan Pablo II que el propio prelado trajo de las Jornadas Mundiales de la Juventud celebradas en Polonia este verano. De este modo, la Virgen portaba en su paso el relicario del pontífice, cuya salvación tras el atentado sufrido en Roma el 13 de mayo de 1981 atribuyó a la Virgen de Fátima.

Tras la apertura del centenario, la imagen mariana comienza hoy su recorrido por el Arciprestazgo del Casco Histórico. San Lorenzo, Santiago, San Andrés, Santa Marta o colegios como Salesianos, Jesús Nazareno o El Carmen serán algunos de sus próximos destinos. Una misión itinerante que durará hasta el 11 de junio de 2017 y en la que la Virgen de Fátima recorrerá los 17 arciprestazgos de Córdoba y provincia. No obstante, el 13 de mayo volverá a la parroquia de la Inmaculada para presidir una función por su festividad y, posteriormente, completará su misión por los distintos conventos, hospitales y parroquias de la capital que han solicitado su presencia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios