La Virgen de los Dolores en su salida extraordinaria de 2015
La Virgen de los Dolores en su salida extraordinaria de 2015 - ROLDÁN SERRANO
EFEMÉRIDES

La última procesión jubilosa de la Virgen de los Dolores de Córdoba

La Dolorosa salió de manera extraordinaria en 2015 por el 50 aniversario de su coronación canónica

CÓRDOBAActualizado:

El 9 de mayo de 1965 la Virgen de los Dolores era coronada canónicamente por el arzobispo de Sevilla, el cardenal Bueno Monreal. Medio siglo después, el 9 de mayo de 2015, la «Señora de Córdoba» volvía a procesionar de manera extraordinaria por las calles de la ciudad para conmemorar el 50 aniversario de dicha coronación canónica. La última procesión jubilosa de la Virgen de los Dolores.

Para aquella ocasión la imagen lució el mismo atavío de 50 años atrás, con el manto de las palomas, los faldones a juego y la saya del Espíritu Santo. Una procesión jubilosa que rememoraba aquellas salidas procesionales a principios del siglo XX en la jornada del Domingo de Ramos, al margen de las del Viernes Santo donde vestía de riguroso luto.

Una jornada extraordinaria

La Virgen de los Dolores asomaba por el Arco de las Bendiciones bajo el repique de las campanas de la Santa Iglesia Catedral, pocos minutos después de las 21.30 horas de aquel 9 de mayo. Instantes después, y alos sones de «Corpus Christi», de Braulio Uralde, la Dolorosa se hacía presente en el Patio de los Naranjos entre los cientos de fieles que quisieron acompañar a la Virgen hasta su regreso a la icónica Plaza de los Capuchinos.

Detalle del manto de las Palomas, durante el 5o aniversario
Detalle del manto de las Palomas, durante el 5o aniversario - ROLDÁN SERRANO

Con anterioridad, el día 5 de mayo, la Virgen de los Dolores fue trasladada en parihuelas hasta el primer templo de la Diócesis. Un itinerario donde la Dolorosa visitó hasta siete conventos de religiosas de la ciudad. Posteriormente, en el altar mayor de la Catedral, se celebró un solemne triduo extraordinario donde predicaron el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, el vicario general de la Diócesis y consiliario de la hermandad, Francisco Orozco, y el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández.