Nazareno de la hermandad del Santo Sepulcro de Córdoba
Nazareno de la hermandad del Santo Sepulcro de Córdoba - ÁLVARO CARMONA
ACTUALIDAD

El Santo Sepulcro de Córdoba será en el título «Muy Antigua Cofradía de Nazarenos»

Además cambia la duración de los mandatos, que pasarán de cuatro a tres años

CÓRDOBAActualizado:

La hermandad del Santo Sepulcro ha celebrado un cabildo general extraordinario para aprobar la reforma de los estatutos de la corporación. Una modificación que tiene como objetivo adaptar sus reglas al derecho particular de la Diócesis de Córdoba, la conocida como normativa complementaria diocesana. Además, la cofradía del Viernes Santo aprobó la incorporación de un nuevo término a su título, el de «Muy Antigua».

En declaraciones a este periódico, el hermano mayor de la corporación, Enrique León, señaló que lo que se ha hecho es una adaptación de las reglas a la norma actual, ya que sus reglas se encontraban «algo desfasadas». En cuanto al nombre de la cofradía, se ha introducido una pequeña modificación. «El nombre será prácticamente igual, aunque se añadirá el término «muy antigua cofradía de nazarenos». De esta forma, el título de la hermandad queda así: Hermandad de la Inmaculada Concepción y Muy Antigua Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo del Santo Sepulcro y Nuestra Señora del Desconsuelo en su Soledad.

Amparada en la antigüedad

Este término, según explica León, viene por una normativa que está publicada en la Diócesis de Huelva, a partir de unos decretos que se publican desde Roma, en los que por fechas la hermandad puede incluir la citada nomenclatura. «Existen tres tipos de cofradías en función de su antigüedad: antigua, muy antigua y primitiva, y en nuestro caso, por la fecha de 1573, entramos en muy antigua», explicó el hermano mayor. Este aspecto, según señala el máximo responsable de la hermandad del Santo Sepulcro, fue comunicado por el obispado.

Otro de los cambios que aprobaron los hermanos de la cofradía del Viernes Santo es la reducción de la duración de los mandatos, que a partir de ahora pasarán de cuatro a tres años. «Esta cuestión creemos que puede ser beneficiosa a la hora de que una junta de gobierno plantee su trabajo con una perspectiva de seis», destacó. De hecho, Enrique León cree que esta nueva duración facilita las situaciones laborales y personales de los hermanos, siendo «más llevadero dos mandatos de tres que dos de cuatro». Asimismo, en su opinión, este aspecto puede «dar más estabilidad» a la cofradía, de manera que no eche atrás a un grupo de hermanos que afronten ese reto.