Pedro Soldado, en su parroquia de San José y Espíritu Santo
Pedro Soldado, en su parroquia de San José y Espíritu Santo - VALERIO MERINO
ENTREVISTA

Pedro Soldado: «A los grupos que quieren hacer hermandades en Córdoba se les dice que no tengan prisa»

El delegado de Cofradías de Córdoba dice que no tiene miedo «a una Semana Santa con 45 corporaciones»

Actualizado:

Han pasado más de tres lustros desde que Pedro Soldado asumió el puesto de delegado diocesano de Cofradías de Córdoba y en él ha conocido a tres obispos distintos y ha trabajado de cerca con las hermandades, sus fortalezas y sus debilidades. El fenómeno de las nuevas cofradías y de los grupos que aspiran a tal es constante estos años y habla de ello en una entrevista concedida a ABC: «No creo que haya más posibilidades, lo que hay es más seriedad, creo yo, en el intento de constituirse nuevas hermandades».

«Se les hace caso a grupos serios, pero también se les pone una condición, que es que no tengan prisa», afirma, para después conceder que, aunque las que ya son cofradías sí pueden hacer sus procesiones en las vísperas de la Semana Santa, no todas tienen esta condición jurídica, y también saldrán a la calle. «Hay una equivocación por parte de ellos, por una razón muy sencilla. Es el párroco o el grupo el que decide si quieren sacar una imagen en un momento determinado para un vía crucis o un rosario de la aurora. ¿Que si tienen prisa? Creo también que es así, que no se ponen bien las bases. He hablado con ellos, con algunas, para que pongan bien las bases. En el caso de la O, por ejemplo», afirma.

«No me asusta una Semana Santa con 45 cofradías, sólo me preocupa que lo hagan con todas las de la ley»

Si todos los proyectos que hay en marcha llegan a buen puerto, como ha sucedido con Lágrimas, Afligidos y Conversión, podrían llegar a 45 en la carrera oficial algún día: «A mí no me asusta, pero lo que me preocupa es que cuando se pongan en la calle y hagan estación de penitencia, que es evangelizar también, se pongan con todas las de la ley, con una buena puesta en escena».

En la entrevista habla del momento en que viven las hermandades, que para él tienen un salud buena, aunque no falten problemas. «Cuando hay un grupo que se echa sobre sus espaldas la hermandad, esa hermandad funciona y ayuda a la gente a vivir su fe, que de eso se trata», dice Pedro Soldado, que alerta de que «se quiere manipular desde los ambientes políticos, diciendo que esto es sólo cultural».