El Cristo de la Expiración sale de San Pablo
El Cristo de la Expiración sale de San Pablo - ÁLVARO CARMONA
EXPIRACIÓN

Año jubilar en San Pablo de Córdoba

La concesión del Papa Francisco permitirá a los fieles obtener la indulgencia plenaria

CÓRDOBAActualizado:

El pasado 3 de febrero, el obispo de la Diócesis de Córdoba, Demetrio Fernández, abrió las puertas de la iglesia de San Pablo inaugurando así el Año Jubilar de la hermandad de la Expiración concedido por el Papa Francisco con motivo de la celebración del centenario de la reorganización de la misma y del XXV Aniversario de la Coronación Canónica de Nuestra Señora del Rosario.

En la lectura del decreto de concesión, el prelado invitó a los fieles a lucrarse de la indulgencia plenaria en este año de gracia concedido por el sumo pontífice. En esta misma línea, el obispo afirmó que el Año Jubilar tiene que marcar un «momento importante en la vida de cada uno de nosotros». Pero, ¿cómo van a notar los feligreses de San Pablo este nombramiento?

Según el decreto de la Penitenciaría Apostólica de Roma, ampliado posteriormente por la Diócesis de Córdoba, «la indulgencia plenaria puede ser lucrada bajo las condiciones habituales (confesión, comunión y oración por el sumo pontífice. Podrán también aplicarla en sufragio por las almas de los fieles que se encuentran en el purgatorio, si visitan la Real iglesia de San Pablo como peregrinos y participan allí devotamente en los ritos jubilares, o al menos, durante un tiempo razonable, permanecen, ante las imágenes de los Santos titulares expuestos a pública veneración, en oración o meditaciones piadosas, concluyendo con el Padrenuestro, el Credo e invocaciones a la Santísima Virgen María y a San Antonio María Claret».

Asimismo, las personas enfermas, mayores o los que estando legítimamente impedidos por causa grave, no pueden salir a la calle, también podrán lucrarse si «se unen espiritualmente a las celebraciones jubilares siguiendo su retransmisión a través de la radio, televisión o internet». Todas estas gracias se concederán desde el 3 de febrero al 10 de noviembre de 2018.

Por último, la hermandad de la Expiración está estudiando acciones conjuntas para grupos o hermandades que realicen peregrinaciones a San Pablo.