Detalles del boceto del misterio de la Exaltación
Detalles del boceto del misterio de la Exaltación - LIONEL DÍAZ
LÁGRIMAS DEL FIGUEROA

El imaginero Pedro Pila prepara su salto a la Semana Santa de Córdoba

Está ejecutando en estos momentos los dos primeros sayones del misterio de la Exaltación

CÓRDOBAActualizado:

El anuncio de la hermandad de Las Lágrimas de la salida el próximo Sábado de Pasión de la primera fase del misterio de la Exaltación ha generado una enorme expectación en el mundo cofrade. Una espera que, en el caso del imaginero designado para esculpir estas figuras -Pedro Jesús Pila- se ha convertido en una gran responsabilidad. 

La de estos sayones será la primera obra de Pila en la capital cordobesa, no así en la provincia, ya que cuenta con una niña hebrea en el paso de la Borriquita de Villanueva de Córdoba y varias imágenes de la Semana Santa Chiquita de Aguilar de la Frontera. Entre su obra, además de varias imágenes para colecciones privadas, este escultor ha realizado un Nazareno de la Salud para Talavera de la Reina, donde también ha ejecutado un niño hebreo y una mujer con un niño en brazos para el misterio de la Borriquita. Asimismo, en Olula del Río (Almería) cuenta también con un centurión romano.

Formado en la Escuela Mateo Inurria y licenciado, posteriormente, en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, Pila ha estado trabajando seis años con Miguel Bejarano, al que considera su «maestro». A sus 34 años se encuentra en estos momentos esculpiendo la que sabe que puede ser su obra escaparate en Córdoba. “Tengo una mezcla de incertidumbre, responsabilidad y esperanza en que guste y salga bien”, confiesa.

«Los sayones están basandos en modelos naturales y tendrán mucha fuerza»

En cuanto a los dos nuevos sayones del misterio de la Exaltación, el joven imaginero cordobés, que tiene su taller en el Campo de la Verdad, adelanta que «se encuentran en proceso de carpintería y están basados en dos modelos naturales de personas conocidas, van a ser muy expresivos, con mucha fuerza, no van a dejar indiferente a nadie». 

Su pasión por las cofradías va más allá de su profesión, ya que Pila es hermano y costalero de María Santísima de la Paz y Esperanza y del misterio del Descendimiento, su hermandad de toda la vida.

Además de los dos sayones que acompañarán al Cristo de las Lágrimas, el escultor tiene en marcha otros proyectos para 2018. Entre ellos, un cirineo y un centurión romano para la localidad de Azuaga, un San Isidro para Villadompardo (Jaén), un Nazareno para un particular de Jaén y un  San Pantaleón para Granátula de Calatrava (Ciudad Real).