El obispo de Córdoba, ante la puerta de San Pablo
El obispo de Córdoba, ante la puerta de San Pablo - HERMANDAD DE LA EXPIRACIÓN
ANIVERSARIO

La hermandad de la Expiración de Córdoba inaugura su año Jubilar

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, llevó a cabo el acto de apertura

CÓRDOBAActualizado:

El 2018 será un año inolvidable para los hermanos la Expiración. A los diferentes actos que se desarrollarán con motivo del centenario refundacional de la corporación y el 25 aniversario de la coronación canónica de la Virgen del Rosario, hay que sumar otro que destaca por su trascendencia. Se trata del Año Jubilar, un año de gracia concedido por la Penitenciaría Apostólica para conmemorar ambas efemérides.

El obispo de la Diócesis de Córdoba, Demetrio Fernández, llevó a cabo el acto de apertura este sábado, con anterioridad al último día de quinario en honor al Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima del Silencio. De hecho, durante la presentación del Año Jubilar el prelado destacó su importancia, ya que «ayudará a que los cofrades se acerquen más a sus titulares y también todos los fieles de la Diócesis».

Por su parte, el hermano mayor de la corporación, José Luis Cerezo, manifestó la importancia de celebrar la función principal y la fiesta de regla en la Santa Iglesia Catedral, agradeciendo el respaldo de la comunidad claretiana así como el de la Diócesis «sin cuya intervención no se habría obtenido esta concesión». Asimismo, también recordó la figura del obispo José Antonio Infante Florido como impulsor de la coronación de la Virgen del Rosario.