El Santísimo Cristo de Gracia, el pasado Jueves Santo
El Santísimo Cristo de Gracia, el pasado Jueves Santo - RAFAEL ROLDÁN
MESA REDONDA

Enrique León arroja luz sobre el origen del misterio del Cristo de Gracia de Córdoba

Las imágenes, de origen valenciano, podrían ser obra del escultor Marco Venancio

CÓRDOBAActualizado:

La hermandad del Santísimo Cristo de Gracia continúa con las actividades conmemorativas del 400 aniversario de la llegada del Crucificado a Córdoba. Así las cosas, la sede de la Fundación Miguel Castillejo acogió este viernes una mesa redonda bajo el título «La Oficial del Santo Entierro, el Santísimo Cristo de Gracia y algunas consideraciones sobre la configuración del paso de misterio, en el siglo XIX». Un coloquio donde el cofrade Enrique León arrojó luz sobre el origen del misterio de la cofradía del Jueves Santo.

La mesa redonda comenzó con información de contexto sobre el decreto del obispo Trevilla, sus circunstancias y la grave crisis que suscitó en las cofradías cordobesas, con la desaparición de la Semana Santa durante 30 años (desde 1819 a 1849). Y es que la primera mitad del siglo XIX, tal y como asegura León, fue una época especialmente dura para las cofradías cordobesas, con una importante pérdida de patrimonio cultural y patrimonial.

Desaparición de la estética cordobesa

La estética de la Semana Santa cordobesa languideció a lo largo del siglo XIX, implantándose la estética sevillana con la recuperación de la Semana Santa a partir del año 1849. Es en esta etapa donde la comisión organizadora de Procesión Oficial del Santo Entierro se convierte en una auténtica «mecenas» de las cofradías cordobesas, ya que sufragó, entre otros elementos, la antigua urna del Santo Sepulcro y el antiguo paso del Señor del Calvario.

Una atribución en firme que es fruto de la investigación de otra de las participantes en esta mesa redonda, María José Escribano, que tras realizar un análisis crítico de un catálogo de obras de Marco Venancio que se conserva en Yecla, ha podido llegar a esta conclusión. Un arduo trabajo, ya que la gran mayoría de las obras de este autor desaparecieron durante la Guerra Civil. Asimismo, Enrique León quiso agradecer la información aportada por Rafael Carlos León, Paco Román y David Pinto Sáez.