María Santísima de la Paz y Esperanza
María Santísima de la Paz y Esperanza - VALERIO MERINO
ACTUALIDAD

Enrique Aguilar: «Las donaciones de oro van llegando poco a poco»

La hermandad de la Paz y Esperanza sigue recogiendo donaciones para la coronación canónica de su titular

CÓRDOBAActualizado:

Al poco tiempo de que sus hermanos aprobasen el comienzo de los trámites para la coronación canónica de su titular, la hermandad de la Paz y Esperanza puso en marcha una campaña de recogida de oro para la realización de la corona que se impondrá a la imagen, previsiblemente en 2020. Una recogida de este noble material que como asegura el hermano mayor de la cofradía capuchina, Enrique Aguilar, «van llegando poco a poco».

Pendientes, anillos, cadenas y todo tipo de piezas realizadas en oro son algunos de los elementos que se pueden donar y que posteriormente se fundirán para elaborar la corona que se impondrá a la Dolorosa en el acto de la coronación canónica. «La gente va dando lo que puede poco a poco», explicó a ABC el hermano mayor de la corporación del Miércoles Santo, que confía en que cuando se presente el boceto de la corona las donaciones se multipliquen «y la gente se implique más».

De esta forma, bajo el lema «Hagamos posible que la presea que luzca sobre sus benditas sientes sea símbolo de amor y devoción a la Reina de la Paz», la hermandad de la Paz y Esperanza continúa recaudando piezas de devoción, que quedarán fundidas para siempre en la corona que lucirá María Santísima de la Paz y Esperanza cuando sea coronada canónicamente. Este tipo de iniciativas ya se han realizado en Córdoba en otras ocasiones, como por ejemplo en la coronación de Nuestra Señora del Carmen de San Cayetano, donde incluso algunas piezas muy valiosas y antiguas no se fundieron, sino que se engastaron en la propia corona.