HISTORIA

Cuarenta años sin la antigua Virgen de la Merced de Córdoba

La imagen, perteneciente a la escuela sevillana del siglo XVIII, fue sustituida en 1976 por la actual de Francisco Buiza

Antigua titular de la hermandad de la Merced
Antigua titular de la hermandad de la Merced - ABC
R. C. M. - abccordoba Córdoba - Actualizado: Guardado en:

Muchas de las hermandades de la ciudad, a lo largo de su historia, han contado con diferentes imágenes titulares. Distintas vicisitudes, históricas o no, han hecho que estas cofradías acabaran modificando sus titulares. Una de estas hermandades es la de la Merced, la cual contó con una antigua imagen de la que ahora se cumplen cuarenta años de su sustitución.

La antigua titular, como señala la web de la corporación del Lunes Santo, pertenecía a Rafael Rodríguez de Ortega, quien fuera vestidor de la dolorosa desde los comienzos de la cofradía del Zumbacón hasta la realización de la nueva imagen. La talla, que había sido adquirida por Rodríguez de Ortega, pertenecía a la escuela sevillana del siglo XVIII.

En el año 1976, la junta de gobierno decidió acometer una restauración sobre la imagen de la Virgen, ya que se encontraba en un avanzado estado de deterioro. El imaginero sevillano Francisco Buiza fue la persona elegida para llevar a cabo este cometido. Sin embargo, tras comenzar las actuaciones pertinentes sobre la talla, Buiza alertó a la cofradía de que la imagen se encontraba en un estado lamentable de conservación. Su deterioro era tan avanzado, que «en la cabeza tan solo conservaba el rostrillo de estuco que se le da a las imágenes sobre la madera para proceder posteriormente a su policromado».

A la vista de estos datos, la junta de gobierno de aquel entonces tomó la difícil decisión de encargar a Francisco Buiza Fernández la realización de una nueva dolorosa. La antigua imagen fue reducida a cenizas, y los restos fueron introducidos en un habitáculo en la espalda de la nueva talla. La nueva imagen de la dolorosa se bendijo en la Cuaresma de dicho año, contando con la aceptación y beneplácito de los devotos y hermanos de la cofradía. La popular hermandad del barrio del Zumbacón abría así una nueva etapa en su historia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios