La Virgen de la Salud el pasado Martes Santo
La Virgen de la Salud el pasado Martes Santo - VALERIO MERINO
CARIDAD

Una completa obra social por primera salida de la Virgen de la Salud de Córdoba

Con motivo de la primera salida procesional de la titular de la hermandad de la Agonía

CÓRDOBAActualizado:

La pasada Semana Santa será inolvidable para los hermanos de la Agonía. Un año donde la Córdoba Cofrade asistió a la primera salida procesional de Nuestra Señora de la Salud, titular mariana de la cofradía del Martes Santo, que procesionó en su nuevo paso de palio. Sin embargo, la corporación del barrio del Naranjo quiere que el 2018 sea también un año para incrementar su ya de por sí dilatada e intensa labor social, aprovechando la primera salida de la Virgen de la Salud.

Por ello han puesto en marcha cinco proyectos de caridad, con los que la hermandad de la Agonía quiere dar un matiz social a un año trascendental en su historia. El primero de ellos es el proyecto de pastoral sanitaria «Salud», un gabinete de atención médico-psicológica para asesorar a aquellas personas de la feligresía o hermanos de la Agonía que estén afectados por problemas de dependencia a sustancias adictivas. Un proyecto para el que se ha llegado a un acuerdo de seguimiento profesional con la ONG ACALI, asegurando que ninguna persona pueda dejar de rehabilitarse por problemas económicos.

El segundo de estos proyectos es la creación de la beca «Padre Jorge Antonio Asencio Salas», que tiene como objetivo sufragar los gastos del seminario menor de San Pelagio, enclavado en la feligresía de Santa Victoria. Una beca que lleva el nombre de vicario parroquial, recientemente fallecido, y que está dotada con 2.100 euros. El tercer proyecto es una beca para la escuela de pacientes oncológicos «Rose Project», que trabaja con mujeres afectadas por cáncer de mama. Dicha beca tiene una dotación económica de 3.000 euros.

Fuerte apuesta social

Otro de los proyectos sociales puestos en marcha por la Agonía es el mantenimiento de un día completo de la unidad de baja exigencia por la ola de frío del «Hogar Madre del Redentor». De esta forma, la hermandad se hizo cargo del total de la manutención de esta ala de Baja Exigencia durante el día 24 de febrero, fecha de la función principal de la cofradía, que a partir de ahora institucionalizará para años venideros.

Finalmente, la corporación se hizo cargo el pasado 9 de marzo de los gastos de la «UVI social», de Cáritas Diocesana para personas sin hogar. Con estas importantes obras de caridad, los hermanos de la Agonía demuestran una vez más su compromiso con las personas más necesitadas de la sociedad.