ACTUALIDAD

El Caído de Córdoba aprueba la restauración de sus titulares

Los hermanos de la corporación del Jueves Santo dan luz verde a la intervención por unanimidad

Los titulares de la hermandad del Caído, durante su extraordinaria
Los titulares de la hermandad del Caído, durante su extraordinaria - ARCHIVO
R. C. M. - abccordoba Córdoba - Actualizado: Guardado en:

La hermandad del Caído aprobó por unanimidad este jueves la restauración de sus titulares, Nuestro Padre Jesús Caído y Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad. La intervención fue aprobada en un cabildo extraordinario celebrado en la casa de hermandad de la corporación, donde los hermanos dieron su visto bueno a la misma. Hace unas semanas la junta de gobierno conoció el informe sobre el estado de conservación de sus dos imágenes titulares tras el estudio que realizó Regespa el pasado mes de junio. Unos resultados que Enrique Ortega, titular del taller, comunicó a la junta de gobierno de la corporación, recomendando la intervención de ambas imágenes.

El próximo 28 de septiembre la imagen de Nuestro Padre Jesús Caído será retirada del culto. Con anterioridad, el día 26 de septiembre se celebrará una eucaristía de despedida a las 21.00 horas. Por su parte, Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad será retirada del culto en el mes de mayo, presidiendo la capilla de la corporación durante la ausencia de la imagen del Señor.

Según el informe presentado por Ortega, la imagen de Jesús Caído necesita «una restauración de su policromía que le retire capas de suciedad y de policromías del siglo XX para descubrir las más antiguas y de mejor calidad, que se encuentran en buen estado». De hecho, «el rostro de la imagen conserva la policromía original», explicó la hermandad en un comunicado.

En cuanto a la estructura, el restaurador especifica que habría que reparar «los ensambles interiores y piezas afectadas por el movimiento mediante la sustitución o uso de resinas». Una intervención que, en ningún caso, modificaría los rasgos de la bella imagen. Para tranquilizar a sus hermanos, la cofradía aclaró que «los daños observados no son de gran importancia», por lo que creen que en cinco meses los trabajos estarían finalizados.

Por su parte, la restauración de la imagen de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad se centraría en aspectos internos, como «la reparación de ensambles, sobre todo en la mascarilla y de otras grietas en zonas no visibles». Además, tal y como ha explicado la hermandad del Jueves Santo «se llevaría a cabo una consolidación de la estructura y limpieza de la policromía, aunque, en este caso, los restauradores no consideran viable descubrir policromías anteriores por el riesgo de que no estuvieran completas». En este caso, el plazo estipulado será de unos tres meses.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios