Paso de los niños bajo el manto de la Virgen de los Dolores
Paso de los niños bajo el manto de la Virgen de los Dolores - ÁLVARO CARMONA
TRADICIÓN

Bajo la eterna protección de María

Casi 200 niños pasaron este viernes bajo el manto de la Virgen de los Dolores

CÓRDOBAActualizado:

La hermandad de los Dolores celebró un año más una de sus actividades más especiales durante el curso cofrade. Se trata del paso de los niños bajo el manto de la Virgen de la Dolores, un acto que viene repitiéndose cada 2 de febrero desde 1976, coincidiendo con la festividad de la Presentación de Jesús en el templo. Así las cosas, alrededor de 200 niños acompañados por sus padres y familiares (muchos de ellos con pocos meses de vida) subieron en esta ocasión al camarín de la Señora de Córdoba para implorar su divina y maternal protección.

El acto comenzó a las 17.30 horas con la bendición de las velas que portaban los asistentes -símbolo de la luz de Dios- y la lectura del evangelio, en el que se narra el pasaje bíblico de la presentación del Niño Jesús en el templo por parte de la Virgen María y San José. Posteriormente, tras unas palabras del sacerdote encargado de dirigir la celebración, los niños y sus familias subieron al camarín de la Virgen de los Dolores para pasar bajo su manto.

Pero no sólo fueron los más pequeños lo que pidieron la protección de la Virgen. También llegaron personas de todas las edades hasta la iglesia de San Jacinto, que no quisieron dejar pasar la oportunidad de sentirse «más cerca» de la Dolorosa, en su camarín, recibiendo así la bendición de una de las imágenes más veneradas de la ciudad. La emoción era palpable en el ambiente, sobre todo en la mirada de muchos padres que miraban con cariño y afecto como sus hijos, aún sin ser conscientes del momento, vivían un acto que les marcaría para el resto de sus vidas.