Fotografía seleccionada por la hermandad del Cachorro
Fotografía seleccionada por la hermandad del Cachorro - DAVID RODRÍGUEZ ARELLANO
DETALLE

El agradecimiento de la hermandad del Cachorro a un fotógrafo cordobés

La corporación sevillana ha tenido un detalle con David Rodríguez por la cesión de una fotografía de su titular

CÓRDOBAActualizado:

Dicen que la grandeza de las personas -en este caso una hermandad- se mide en los pequeños detalles. Esto es lo que debió pensar David Rodríguez Arellano, un fotógrafo cordobés perteneciente a la Asociación de Fotógrafos Cofrades de Córdoba (Fococor), que hace unos días recibió una carta de agradecimiento de la hermandad sevillana del Cachorro. Un detalle que la corporación hispalense quiso tener con él tras su colaboración desinteresada en el anuario de dicha cofradía.

Rodríguez Arellano señaló a ABC que la posibilidad de participar en esta publicación llegó a través de un fotógrafo sevillano. «La hermandad del Cachorro contacto con un amigo fotógrafo de Sevilla, que a su misma vez le pidió que si podría buscar fotógrafos para colaborar con el anuario de la hermandad». «Entonces, este fotógrafo contacto conmigo y me dio el contacto de la persona encargada». Tras esto, David envío una selección de fotografías a la hermandad, de la que finalmente seleccionaron una.

Un agradecimiento inesperado

Tiempo después, la cofradía sevillana agradecería la colaboración del fotógrafo en su anuario a través de una carta,firmada por el hermano mayor y el secretario de la corporación trianera.«La verdad es que no me lo esperaba». «En estos casos suelen regalarte el boletín o el anuario en el que participas, pero la carta de agradecimiento es un gran detalle por su parte», manifestó. De hecho, Rodríguez Arellano es hermano de otra cofradía sevillana, la Esperanza de Triana, con la que también ha colaborado en diversas ocasiones pero de la que no ha recibido nunca una carta de agradecimiento.

El fotógrafo, en declaraciones a este periódico, explicó que en Córdoba no es habitual este tipo de detalles. «En Córdoba hay hermandades que sí han tenido detalles pero diferentes, como es el caso del Nazareno o la pro hermandad de la Quinta Angustia, que cuando fui su cartelista me regalaron el cartel enmarcado y una placa respectivamente». Sin duda, un bonito detalle que es el mejor agradecimiento posible para personas que como David hacen un trabajo desinteresado en favor de las hermandades y cofradías.