Jovanovic, junto a Markovic en un entrenamiento
Jovanovic, junto a Markovic en un entrenamiento - ÁLVARO CARMONA
LA PREVIA

Un juicio sin pinta de final para el Córdoba

Carrión cita a Mena para completar la convocatoria ante un Alcorcón en horas bajas

CÓRDOBAActualizado:

Carrión dijo, y es cierto, que el partido del Córdoba ante el Alcorcón no es una final. Es cierto, porque «no dan una copa al vencedor». Pero sí es un partido distinto a lo habitual por mucho que el pleito se corresponda con la octava jornada de Liga en Segunda División.

Y es distinto porque el Córdoba, nombrado por sus rectores como aspirante a lo máximo, se encuentra en la zona de descenso, con una tarjeta de presentación cuestionable como poco: el que más goles ha recibido de la categoría y el que más partidos ha perdido. Por ello, se habla, se dice y se comenta que si no gana Carrión podría quedarse sin el cargo de entrenador.

Pero es algo más. Es un juicio sumarísimo para toda la organización del Córdoba. Porque los jugadores tendrán que demostrar que todo lo que se ha dicho hasta ahora está «magnificado» y también para la cúpula del club, que sigue teniendo demasiada alargada la sombra de González (sólo hay que remontarse a los hechos de Valladolid). No en vano, otro traspiés, probablemente, supondría el colmo de la paciencia de una afición que ha aguantado mucho con casi todo. Menos, por cierto, con Carrión, a quien nunca se le han hecho grandes concesiones. Eso sí, si gana recobrará aire en una semana en la que esperan dos partidos más ante el Lugo y el Nástic.

Buscando precedentes, las condiciones que se presentan para este encuentro no son muy distintas a las que se vivieron el curso pasado cuando el Alcorcón se asomó por El Arcángel. Entonces, el Córdoba arrastraba una serie de nueve partidos sin ganar entre Copa del Rey y Liga. Entonces, un gol en el 94 de Alfaro cambió la suerte de un equipo que no ganaba como local desde el mes de septiembre y, de paso, consolidó al técnico en el banquillo.

La duda de hoy, por cierto, es saber si Alfaro se va a vestir. Durante la semana no ha entrenado con normalidad, por lo que hay que tener reservas en cuanto a su concurso. Y eso, tal vez, permitiría que Sasa Jovanovic tuviera minutos desde el principio. El serbio demostró en Valladolid estar a un nivel más que aceptable tras su lesión. Además, suya fue la asistencia del gol de Guardiola. En ese sentido, no parece que haya dudas.

Otra cosa es la ordenación del equipo sobre el terreno de juego. Lo de los dos puntas dio resultado ante el Tenerife en casa, pero después perdió fuelle en las citas posteriores. De hecho, Jona podría quedarse fuera si Carrión apostara por su dibujo inicial del 4-3-3. También se esperan los regresos al equipo titular de Fernández y Javi Lara. El lateral ni se vistió en Valladolid, mientras que el montoreño, como Jovanovic, dejó a las claras que es muy necesario en el engranaje del equipo.

Más dudas hay en otras demarcaciones. De un lado, en el mediocentro no está Edu Ramos. El malagueño, expulsado en el último compromiso ligero, se pierde el compromiso por sanción. Atendiendo a la lógica, debería ser Álex Vallejo su sustituto en la demarcación, aunque tampoco sería de extrañar otra combinación por parte de Carrión.

De otro, ha sorprendido sobremanera la inclusión de Víctor Mena en la lista. Con dos laterales izquierdos en la plantilla profesional, resulta extraño, si bien las últimas sesiones de entrenamiento han sido a puerta cerrada y podría ser que Pinillos haya tenido alguna complicación, mientras que Noblejas sigue con su particular pretemporada. Conclusión, no es descartable que el sevillano sea de la partida.

En cuanto al Alcorcón, que llega tras dos derrotas seguidas, lo cierto es que ha perdido su fortaleza defensiva del arranque de curso. Velázquez, en un principio, no variará su 3-5-2 que le acompaña en el inicio de Liga. Para esta cita, son baja por lesión Kadir y Nono, mientras que Borja Lázaro se ha recuperado a tiempo.