ANÁLISIS

La defensa, epicentro de la crisis del Córdoba CF

El equipo ha encajado en los siete últimos partidos y lleva 15 goles recibidos en 13

Samu de los Reyes forcejea en el partido ante el Valladolid en El Arcángel
Samu de los Reyes forcejea en el partido ante el Valladolid en El Arcángel - VALERIO MERINO
JAVIER GÓMEZ - abccordoba Córdoba - Actualizado: Guardado en:

Hay crisis. Ya no hay forma humana de ocultarlo. El Córdoba CF está en un momento muy delicado. Lleva siete partidos oficiales encajando gol, lo que demuestra la fragilidad defensiva de un equipo que se desangra por su problemas atrás. Además, acumula seis jornadas de Liga consecutivas sin conseguir la victoria, lo que se traduce en la peor racha de José Luis Oltra en el banquillo cordobesista desde que llegase al club hace un año y medio. Una dinámica que ha sacado al equipo de los puestos de play off de ascenso por segunda vez esta temporada (es noveno con 18 puntos).

El principal problema del Córdoba CF viene en el sistema defensivo. La facilidad blanquiverde para encajar goles se ha convertido en una losa que no le permite aprovechar un potencial ofensivo razonable. El domingo volvió a dar síntomas de una fragilidad alarmante. Encajó tres dianas en Almería. No es la primera vez que le pasa. Tampoco la segunda. Es la tercera en apenas 13 jornadas.

Los números del Córdoba CF en defensa son preocupantes. Muy preocupantes. Ha recibido 15 goles en 13 encuentros, lo que dispara a una media superior a un tanto encajado por duelo. Así es prácticamente imposible avanzar en la clasificación. Oltra prometió en verano que el equipo había perdido pegada en ataque con la salida de Florin, Fidel y Xisco pero que había ganado en solidez y solvencia defensiva. Los hechos le quitan la razón. El nivel defensivo está en cotas mínimas.

La dinámica negativa del conjunto blanquiverde en defensa se constata con más cifras. El Córdoba CF lleva siete partidos oficiales, seis de Liga y otro más de Copa del Rey, en los que ha encajado gol de forma consecutiva. Con esa mala racha, las opciones del Córdoba de pelear por las seis primeras posiciones tienen un grave problema de credibilidad.

La baja de David Rodríguez «Deivid» ha sido determinante en este bajón en el rendimiento en defensa. Lo peor es que el central canario no estará disponible, en el mejor de los casos, hasta abril de 2017 en el tramo final de la temporada. El Córdoba también paga el escaso número de efectivos que tiene por dentro. Además, Domingo Cisma, que lleva cinco partidos sin jugar, tampoco trabajó ayer con el resto del grupo, por lo que su participación ante el Mallorca dentro de tres días es muy complicada. Incluso, Héctor Rodas está sancionado para el viernes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios