Los jugadores del Córdoba, sobre el campo
Los jugadores del Córdoba, sobre el campo - VALERIO MERINO
CRISIS DE RESULTADOS

«Los culpables son todos en casos así»

Salinas, López Murga y Quero analizan la situación actual del Córdoba CF

CÓRDOBAActualizado:

Ubicado en la zona de descenso tras siete jornadas de competición, el Córdoba atraviesa por un momento crítico. Tanto es así, que mañana podría jugarse el puesto Luis Miguel Carrión, confirmado el pasado sábado por parte de Carlos González, propietario del club, en Valladolid.

El caso es que la masa social blanquiverde está preocupada, ya que no quiere verse envuelta en otra temporada cargada de sufrimiento como ocurrió en la precedente. Por ello, se buscan soluciones. ABC ha contactado con ilustres dentro del cordobesismo en otras etapas que han dado su punto de vista sobre la actual situación, como son los casos de José Miguel Salinas, Iñaki López Murga o Juan Carlos Quero.

¿Qué haría si el Córdoba no gana?

Salinas, en calidad de presidente de la entidad, ha tenido que lidiar con situaciones más o menos complicadas en ese aspecto, aunque bajo su mandato siempre mantuvo en el cargo a Lucas Alcaraz. En ese sentido, el directivo no tuvo reparos en reseñar que «lo dejaría en el cargo, porque no creo que un sustituto variara mucho la situación». Incluso reforzó su postura en el sentido de que «no se puede dar un margen de partido a partido», reforzándolo en el hecho de que «si han apostado por él, que siga ya que le daría fuerza ante el vestuario».

López Murga, por su parte, tiene experiencia en secretarías técnicas como la del Córdoba o el Alavés. Por ello, reflejaba que «son momentos para valorar muchos parámetros entre las comisiones deportivas, los jugadores y el mismo técnico». Pero siempre apelando a que «hay que tener sangre fría», porque «aún queda mucha Liga y no es recomendable precipitarse».

Quero, ahora en funciones de entrenador, aseguraba que «son decisiones que desde fuera pueden verse de un modo distinto». Porque «hay que ver cómo están otros factores como el económico o el potencial real de la plantilla». De ahí que reseñara que «si echan a Carrión, reconocería un error», pero «el equipo no transmite buenas sensaciones».

¿Culpables?

En malagueño, en este sentido, reitera que «siempre se suele mirar a los responsables que hayan configurado el equipo». Y recordaba que «aquí salen rapidísimo los entrenadores de manera histórica», porque «siempre está la exigencia de que el Córdoba tiene que estar arriba». Asimismo, recalcó que «los jugadores tampoco están respondiendo a lo que se esperaba de ellos».

Salinas incidió en que «existe la contradicción de los objetivos y las realidades, suponiendo un elemento de frustración mayor». Porque «el triunfalismo veraniego no ayuda y menos en cuanto a una gestión del entorno es excesivamente tensa». En todo caso, Salinas apunto que «hay que esperar hasta enero para una remodelación de la plantilla».

Muy concluyente, López Murga apuntó «todos son culpables, cada uno en lo suyo». Porque «están los que planifican, los jugadores, el que hace las alineaciones; en el fútbol todo pesa cuando todo va mal».