Reyes, tras lesionarse ante el Lorca
Reyes, tras lesionarse ante el Lorca - VALERIO MERINO
AUSENCIA

El Córdoba viajará a Pamplona sin Reyes

Sandoval prefiere «no arriesgar» con el utrerano y modificará el sistema en El Sadar

CÓRDOBAActualizado:

Reyes, salvo milagro de última hora en la sesión de entrenamiento de esta mañana, causará baja en la convocatoria que dará a conocer José Ramón Sandoval este mediodía. De hecho, el propio técnico así lo dio a entender en la comparecencia de ayer ante los medios de comunicación.

El técnico madrileño argumentó que «lleva parado toda la semana, tiene dolor y no vamos a arriesgar». Especialmente, porque el Córdoba tiene partidos determinantes en el mes de abril como los que tiene que afrontar ante el Sevilla Atlético el próximo viernes 19 y el domingo 28 (18:00 horas) ante la Cultural en León. Incluso llegó a afirmar que «si fuera el último partido, haríamos todo lo posible para que llegara». Pero no es el caso.

De hecho, Sandoval no adelantó que Reyes no estaría en El Sadar. El encargado de hacerlo fue Luis Oliver en una entrevista concedida al Diario de Navarra ayer. El director general-deportivo de la entidad blanquiverde, cuando fue preguntado por las claves de la reacción, expuso el caso del utrerano.

Oliver apuntó que «en cada partido que juega lo lesionan», haciendo público el enfado que existe en el seno de la entidad blanquiverde sobre la permisividad a los rivales sobre el que fuera internacional con la selección española. De hecho, fue más allá al asegurar que «en Segunda dan muchas patadas y ahora él es el Messi de la Segunda División; no hay piedad».

Desde que se comprometió con el Córdoba en el mercado de invierno, Reyes sólo ha completado un partido: ante el Oviedo. Curiosamente, el encuentro en el que más sufrió los rigores de una defensa adversaria. En el resto de los partidos, o salió en las segundas partes, siendo especialmente determinante ante el Valladolid y el Alcorcón, o fue sustituidopor diversas causas. Ante el Nástic en un sobreesfuerzo pidió el cambio, en Soria acusó el cansancio y contra el Lorca le sacó del campo una entrada de un adversario. De este modo, por cierto, se justifican las palabras de Oliver.

En sí, la ausencia de José Antonio Reyes presenta un problema para Sandoval en el sentido de que se le agota el arsenal de mediapuntas que tiene ahora mismo en su plantilla. Por un lado, Alfaro sigue de baja tras la lesión registrada en el cuádriceps de su pierna derecha y Javi Lara va a un ritmo algo más tranquilo.

En todo caso, Sandoval sabe que ahora es cuando hay que echar mano del término «equipo» en su mayor extensión. Y es que «es la que nos va a sacar de ahí». Por ello, continuó alegando que «ahora puede ser importante gente que hasta ahora no había participado tanto».

Por lo pronto, habrá que ver de qué modo modifica el equipo de salida Sandoval. Porque sin Reyes ni Alfaro, las posibilidades de reducen a modificar el esquema de juego. Concretamente y sabiendo de las características de Osasuna, no sería descartable que Sandoval optara por situar un «trivote» en el centro del campo.

En el mismo, y como viene sucediendo con naturalidad en las últimas semanas, Edu Ramos sería el único innegociable. Porque la opción que resulta más natural para acompañarle es la de Aguza, pero no la única. De hecho, no sería de extrañar que por delante de la defensa también se situara Jesús Valentín con el fin de neutralizar a Xisco en el juego aéreo.

Estos condicionantes darían pie a que Álvaro Aguado jugase mucho más liberado por detrás del delantero. Es decir, se limitaría su recorrido y tendría más frescura para buscar el último pase a Sergi Guardiola. Aunque también quedan otras opciones como son la de Narváez, quien se siente más a gusto en ese puesto o Quim Araujo, quien tras disputar minutos sueltos dos minutos está a la espera de formar de nuevo parte en una convocatoria.