El máximo accionista, Carlos González, y el presidente, Alejandro González, en diciembre de 2016
El máximo accionista, Carlos González, y el presidente, Alejandro González, en diciembre de 2016 - VALERIO MERINO
CUENTAS

El Córdoba CF se salvó «in extremis» la temporada pasada (2016-17) con un millón de beneficio

El club ingresó 16,2 millones y gastó 13,3 para un superávit de 2,8 antes de impuestos

CÓRDOBAActualizado:

Los dirigentes blanquiverdes presentarán a la aprobación de la Junta General Ordinaria de Accionistas del Córdoba CF un superávit de un millón de euros, después de impuestos, como cierre del ejercicio de la temporada 2016-17, en la que el conjunto cordobesista consiguió la permanencia «in extremis» a pesar de que partía con el único objetivo de conseguir el ascenso a Primera División. Estos son los datos oficiales que se desprenden de la documentación que el club ha facilitado a sus propietarios para la celebración de la junta y a los que ha tenido acceso ABC Córdoba.

El presupuesto de la pasada temporada (2016-17) llegó hasta los 16,2 millones de euros de ingresos. Una pérdida considerable respecto a las dos campañas anteriores (2014-15 en Primera y 2015-16 en Segunda). Además, los gastos se dispararon hasta los 13,3 millones de euros. En este caso, con un repunte respecto al curso anterior (la campaña 2015-16 en la división de plata completa con Oltra en el banquillo). En definitiva, el Córdoba CF ganó 2.884.054,18 euros antes de impuestos. Tras la aplicación de éstos por valor de 1,8 millones, el beneficio neto se quedó en 1.035.447,62 euros.

Lo más sorprendente del cierre del ejercicio económico con un millón de euros de ganancia es que el Córdoba CF tenía que luchar por el ascenso a Primera División, se salvó in extremis del descenso a Segunda B. Una campaña en la que Luis Carrión tuvo que sustituir en mitad del curso (hace hoy justo un año) a José Luis Oltra.

El desglose de los ingresos del curso cerrado es muy llamativo. El principal fue, lógicamente, el dinero que entró por los derechos de televisión. Alcanzaron los 6,8 millones de euros. El segundo ingreso más importante está imputado como traspaso de jugadores, que llegó a los 5,2 millones por la venta de Florin Andone y de Fidel. El tercer peldaño de la caja de la campaña anterior fueron los abonos, con 1,5 millones. La publicidad dejó 650.000 euros.

Por su parte, en los gastos del Córdoba CF sigue siendo líder la ambigua cuenta de gastos de explotación, que se dispararon hasta los 5,8 millones de euros. El personal deportivo (incluye la primera plantilla y el resto de categoría y técnicos) se quedaron en unos 5 millones raspados. El personal no deportivo, curiosamente, se fue hasta 1,4 millones de euros. Los aprovisionamientos se quedaron cerca del medio millón.

La economía continúa en su línea de beneficios mientras el equipo cada temporada sufre más deportivamente. El conjunto blanquiverde se salvó el año pasado in extremis. Una situación que se ha agudizado esta temporada. El club espera un superávit de 679.000 mientras el Córdoba CF lleva tres jornadas como colista de Segunda, siete en zona de descenso y a cinco puntos de la permanencia.