Los jugadores del Córdoba celebran la última victoria sobre el Albacete
Los jugadores del Córdoba celebran la última victoria sobre el Albacete
LA PREVIA

El Córdoba, entre los motivos y las esperanzas

Romero tiene la baja de Fernández para recibir al Barcelona B en un Arcángel lleno

CÓRDOBAActualizado:

Deportivamente, para el Córdoba no hay un mañana. Cada partido es el último. Y hoy le toca contra el Barcelona B, el equipo que actualmente marca la frontera de la salvación (ocho puntos de distancia), el maná que ahora ansía todo lo que engloba al mundo blanquiverde.

Tal vez, sea un argumento de peso para que El Arcángel registre hoy un lleno. Al menos, se dice que está todo el papel agotado, que no vendido puesto que se han distribuido muchas entradas entre peñas y colectivos para generar una atmósfera favorable.

En buena parte, esta ilusión generada viene de la mano de los nuevos jugadores. Entre el martes y el miércoles, el Córdoba se convirtió en el gran animador del mercado. 10 jugadores fichados con la intención de obrar un milagro sobre el campo, algo que desde la propiedad de Carlos González ni se planteaba. Y eso sin duda se agradece por parte del gran público.

Con todo, la presencia de esos nuevos jugadores está condicionada en lo que Jorge Romero estime. Es decir, no está previsto que todos entren de golpe. De hecho, hay dos que no podrán ser alineados, casos de Bambock y Montelongo, quienes están pendientes del beneplácito de LaLiga para autorizar sus respectivas inscripciones en función a aclarar alguna que otra cuenta del tope salarial.

Aun así, en el cordobesismo queda la duda de saber si hoy será el estreno del fichaje estrella de esta ventana estival: José Antonio Reyes. El utrerano podría posponer su primera aparición en función a la respuesta de su físico. Tras estar sin ritmo de competición, no sería recomendable forzar la máquina. Y eso también ocurre con Quintanilla, si bien es cierto que, al menos, sí ha estado entrenando con un equipo.

Con esos condicionantes, saber qué equipo va a disponer Jorge Romero es toda una incógnita. Aun así, lo único que parece innegociable es que Fernández no podrá estar en el equipo de salida al estar sancionado por el Comité de Competición.

En un principio, el lateral derecho no debe ofrecer problemas, puesto que tiene dos opciones en su «roster». Loureiro ha tenido protagonismo en la últimas semanas, mientras que si la apuesta es por algo más seguro queda Caro. Porque el Córdoba vuelve a tener centrales: cuatro.

Inicialmente, la pareja grancanaria formada por Aythami y Valentín tendrían cierta ventaja para formar de inicio, en función a la inactividad de Quintanilla y que Josema ha tenido pocas opciones. Sin embargo, el murciano dejó ayer una señal en redes sociales diciendo «listo» y una foto, por lo que no sería descartable que fuera la sorpresa en el once. Porque para el lateral izquierdo parece que todo apunta que Galán está reciclado.

En lo que respecta al centro del campo, se podría dar el caso que guardara más relación con lo que tenía el equipo del verano que con las nuevas caras. Es decir, Edu Ramos, si está recuperado tras su lesión del viernes, volverá a ser la partida junto a Javi Lara y Aguza, quien está apto tras superar sus problemas en el psoas. Jovanovic también ha dado argumentos sobrados para ser indiscutible, por lo que sólo Narváez parece estar llamado a ser el único de los nuevos en esta zona. Para cerrar el presumible equipo, Sergi Guardiola estará en el ataque para el gol, algo en lo que se le echó de menos hace una semana en La Romareda. Aun así, lo bueno es que hoy juega en El Arcángel y ahí acumula en sus últimos tres compromisos 7 puntos.

Pero también hay números del Barcelona B que hay que tener muy en cuenta. Tras 12 encuentros sin ganar y seis semanas en la zona de descenso, ha salido a lo grande. Ha ganado sus dos últimos pleitos anotando tres goles en cada uno y da la sensación de que le ha tomado el pulso a la categoría.

Además, no ha tenido reparos en echar mano de la cartera para asegurar la permanencia. Ha fichado a Tabla, McGuane o Nahuel, al tiempo que ha encontrado las cesiones de Hongla y Cristian Rivera. Incluso podría darse el caso de que algunos formen de inicio esta tarde. Y ya se sabe que traen calidad de sobra y acorde con lo que ya había en la plantilla.

Pero también tiene bajas. Dos de ellas importantes, como son los casos de Ortolá, el portero titular, y de José Arnáiz, por quien el Barcelona pagó cerca de 4 millones de euros al Valladolid y que es de esos jugadores a los que la Segunda le viene larga. Incluso fue duda Aleñá, el jugador estrella de esta promoción azulgrana. Sin embargo, sí formó parte de la expedición y será un de las amenazas blanquiverdes.