ACTUALIDAD

El Córdoba CF defiende la legalidad del cobro de entradas a precio de adultos a bebés

El club, sin embargo, no justifica por qué cobra a los menores igual que a los adultos

Aficionados del Real Jaén, en el partido ante el Córdoba B en Lucena
Aficionados del Real Jaén, en el partido ante el Córdoba B en Lucena - M. G.
J. G. - abccordoba Córdoba - Actualizado: Guardado en:

De polémica en polémica. Así es la gestión del Córdoba CF desde que Carlos González se hizo cargo de la presidencia hace cinco años y tres meses. En su sexta temporada, su ansia de enfrentamiento y protagonismo todavía no ha encontrado freno. El teórico paso atrás en el día a día del club es apenas una ficción para retirarse del palco, pero sigue en primer línea de fuego entre bambalinas tanto en los asuntos económicos, como en la configuración de la plantilla e incluso en los temas de política de comunicación.

El último escándalo de González, que pronto será el penúltimo, lo protagonizó el domingo. A pesar de que no es un tema nada nuevo. El Córdoba cobró entradas a precio de adulto (10 euros) a varios bebés y niños de aficionados del Real Jaén. Lo más duro de la historia es que lo hizo en un partido del filial, en Segunda B y en un duelo que se disputó lejos de la capital, en Lucena, por los graves problemas, aún sin resolver, del césped del estadio El Arcángel.

Entre ellos, ABC contrastó la reclamación que presentó una señora que tuvo que pagar dos entradas, una para un bebé de nueve meses y otra para un menor de tres años, por cobrarle a los menores y también por hacerlo con un precio de adulto.

El Córdoba CF, que ya aplica esta medida desde hace varias temporadas en el primer equipo, ha ampliado su avaricia recaudatoria con los menores a los encuentros del filial. El club, sin embargo, se defiende de las críticas que ha recibido, especialmente en los medios nacionales y también en las redes sociales, en que la normativa le obliga a que todo espectador que entre a un partido debe llevar su entrada, aunque no establece ningún precio.

En cualquier caso, la cuestión va más allá de la legalidad, que nadie ha puesto en duda. El asunto es si es ético cobrar a un bebé que no ocupa un asiento. Incluso, el caso de hacerlo, por imperativo legal, si es moral cobrar a un menor el mismo precio que a un adulto.

La escalada de Carlos González para «expulsar» a los niños del estadio El Arcángel y de los partidos del filial del Córdoba CF a través de precios muy altos para los menores comenzó hace varias temporadas cuando incluso retiró la posibilidad de abonos para niños. Ahora cualquier menor tiene que pagar un carné de temporada al mismo precio que un adulto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios