El consejero Joaquín Zulategui, a la izquierda, en el Consejo
El consejero Joaquín Zulategui, a la izquierda, en el Consejo - VALERIO MERINO
JUDICIAL

El consejero del Córdoba CF Joaquín Zulategui espera la estimación del recurso de su inhabilitación

Una sentencia, que ha recurrido y sin ejecutar aún, declaró culpable el concurso del Betis y le inhabilitaba dos años

CÓRDOBAActualizado:

El nuevo Consejo de Administración del Córdoba CF, que preside Jesús León, cuenta con seis miembros. Entre ellos está Joaquín Zulategui, experto abogado y mano derecha de Luis Oliver durante muchos años en el mundo del fútbol. De hecho, también le acompañó en su etapa en el Betis. De allí radica un problema que podría acabar salpicando indirectamente al consejo.

Una sentencia declaró la inhabilitación de Zulategui, junto a otros gestores del bloque verdiblanco, por considerar como culpable la declaración del concurso de acreedores del conjunto de Heliópolis. Sin embargo, esa resolución ha sido recurrida por el nuevo consejero del Córdoba CF. De hecho, el propio Zulategui explicó ayer a ABC que la resolución «no es firme». Por eso, «no hay ejecución» de la misma, puesto que está suspendida como consecuencia del «recurso a la Audiencia» Provincial de Sevilla. Por tanto, Zulategui está plenamente facultado para ostentar el cargo de consejero del club cordobesista.

De hecho, el abogado navarro espera y está «convencido», señaló ayer, de que el nuevo fallo en segunda instancia será favorable a sus intereses, estimará el recurso y dejará la inhabilitación en el olvido. Además, la resolución podría conocerse en las próximas semanas. Es más, Zulategui aclara que, aun en el supuesto de que fuese contraria, no afectaría a su situación como consejero del Córdoba, ya que «se abriría la posibilidad de recurrir al Tribunal Supremo». De hecho, sostiene que «me pedían ocho años» y se quedó «en dos», por lo que confía en que ahora desaparezca la inhabilitación.

Joaquín Zulategui también recordó «motu proprio» una situación por la que habitualmente aparece en primer plano. Se trata de «la reclamación de tres millones de multa de Hacienda» a su despacho profesional, según apuntó. El abogado explicó que «fue por un préstamo» a un conocido de «1,5 millones de euros», por lo que defiende que «no tiene sentido» que le reclamen como sanción más cantidad de dinero que el objeto de la posible infracción.