INSTALACIONES

La Ciudad Deportiva, del desalojo del Córdoba CF al parón del campo nuevo pasando por la lucha de poder

Tremón, Rafael Gómez y el club, con la La Caixa de fondo, son los protagonistas del lío

El presidente del Córdoba, Carlos González, pasea por el campo nuevo que se no se construye
El presidente del Córdoba, Carlos González, pasea por el campo nuevo que se no se construye - RAFAEL CARMONA
JAVIER GÓMEZ - abccordoba Córdoba - Actualizado: Guardado en:

«En un par de semanas comenzarán los trabajos del campo nuevo del primer equipo y para finales de octubre estará finalizado», señaló contundente el vicepresidente del Córdoba CF, Javier Jiménez, tras cuestionarle cuándo estaría disponible el terreno de césped natural de entrenamiento para el primer equipo que se iba a construir en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez. Era 16 de septiembre y el club inauguraba los campos de césped artificial para infantiles, cadetes y juveniles del recinto de La Fuensanta. Hoy, 3 de noviembre, la entidad blanquiverde, ya con el tiempo sobrepasado incluso para la conclusión del terreno de juego, según la versión del vicepresidente, ni siquiera ha comenzado la obra del nuevo campo.

El Córdoba CF no ha iniciado aún las obras de construcción del nuevo campo de entrenamiento de la primera plantilla. Una situación que de momento está «sine die». ABC se puso ayer en contacto con el departamento de Comunicación del club que no aclaró los motivos de la paralización de esta obra de mejora de la instalación. Los portavoces desconocían si la paralización ha sido por voluntad propia de la entidad blanquiverde o como consecuencia de alguna decisión administrativa.

Denuncia de desalojo

En medio de este caos jurídico, Tremón ha presentado una denuncia para que el Córdoba CF desaloje la instalación. La demanda está pendiente del señalamiento del juicio. La presentación se hizo en septiembre. No pidió medidas cautelares. Se estima que la vista de este tipo de pleitos puede realizarse entre seis y ocho meses. Por tanto, primavera parece la fecha más factible. La demanda fue la respuesta a que el club negase a un representante de la empresa, con notario presente, entrar a la instalación para supervisar las obras que se estaban realizando.

El caso es que la obra faraónica que prometió el presidente del Córdoba, Carlos González, está en saco roto. De momento, detenida. El máximo rector blanquiverde incluso habló de que había planteado una oferta a una entidad financiera, Banco Popular, para adquirir los terrenos. Luego, rectificó porque el propio banco confirmó que la Ciudad Deportiva no es de su propiedad. Pese al grave de error de intentar comprar algo a alguien que no es propietario, el presidente anunció que ya conocía la entidad financiera propietaria de los terrenos y que estaba en contacto con ella para su adquisición. Desde entonces, nada más se supo de su intención de comprar.

El registro habla

La única certeza, por ahora, la aporta el Registro de la Propiedad de Córdoba, con independencia de lo que más tarde puedan determinar los tribunales. En el registro público, la Ciudad Deportiva Rafael Gómez está inscrita nombre de Tremón. La inmobiliaria tiene una hipoteca con La Caixa por esos terrenos y otros más que componen los Planes Especiales de la Fuensanta.

Sin embargo, Rafael Gómez, primer titular de la instalación, reclamó que los terrenos son suyos. Se basa en que vendió los suelos a Atlantis, filial de Tremón que luego revendió los terrenos a la matriz. El empresario sostiene que ni Atlantis ni Tremón le han pagado y, por tanto, la Ciudad Deportiva sigue siendo suya. De hecho, el único contrato para el uso de la Ciudad Deportiva por la entidad blanquiverde se firmó entre el Córdoba y Gómez. Este contrato ha caducado, pero el club defiende su prórroga, al menos, tácita.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios