Fran López Valero, junto al presidente del Córdoba, en el partido ante el Reus el 20 de diciembre
Fran López Valero, junto al presidente del Córdoba, en el partido ante el Reus el 20 de diciembre - VALERIO MERINO
RENOVACIÓN

Las causas del cambio y cómo queda el Consejo de Administración del Córdoba CF

El presidente ha destituido a Diego Medina como consejero y como vicepresidente y patrono de la Fundación del Córdoba

CÓRDOBAActualizado:

El máximo accionista del Córdoba CF, Jesús León, ejecutó el martes el segundo cambio en el Consejo de Administración en los poco más de tres meses (100 días) que lleva al frente de la entidad blanquiverde. Al presidente cordobesista no le tembló el pulso para destituir a Diego Medina como consejero y también como vicepresidente y patrono de la Fundación del Córdoba, que preside Isabel Madueño, esposa del dueño del club. Además, León ratificó el giro para tener un órgano de gestión de plena confianza en el día a día. Nombró como sustituto de Medina a Francisco López Valero, una persona que ha estado siempre relacionada con el presidente blanquiverde en el resto de sus empresas. En abril ya salió también del Consejo de Administración Joaquín Zulategui, mano derecha de Luis Oliver, por incompatibilidad con las funciones de «compliance».

Los motivos de la destitución de Diego Medina cambian según las fuentes consultadas, aunque evidencian todas un claro choque de intereses, discrepancias entre el presidente y el consejero, así como la sombra de su pasado vinculado al anterior propietario, Carlos González. Desde las oficinas del Córdoba CF, más allá del comunicado oficial, apuntaron que el motivo de la destitución de Medina era que «necesitamos a gente que esté al 200%», dando la impresión de que el consejero saliente no estaba implicado con la gestión del nuevo propietario. Incluso, desde las oficinas de El Arcángel hubo quien apuntó a un exceso de protagonismo de Medina, especialmente en el palco del estadio o a domicilio.

Sin embargo, hay más motivos de fondo. Uno de ellos estaría incluso vinculado con el contrato de compraventa de las acciones del Córdoba de Jesús León a Carlos González. En este documento, la actual propiedad se comprometía a tener en cuenta la voluntad del anterior dueño para nombrar a uno de los patronos de la Fundación. Precisamente, Medina, además de consejero, era patrono de la misma y era el único que había tenido anteriormente un cargo de responsabilidad en el Consejo con González. León podría haber cumplido el contrato con su nombramiento, pero ya no estaría obligado a mantenerlo en el patronato. Es una más de las versiones recabadas por este periódico.

La versión de Medina

Medina también apareció para dar explicaciones de los motivos por los que él entiende que ha sido destituido de sus cargos en el Consejo y la Fundación del club. En declaraciones al diario digital «Cordobadeporte», el exconsejero apuntó que sale del Consejo por «disparidad de criterios», ya que señaló que «no soy un hombre de paja» y deslizó que León podría haber tomado la decisión de destituirlo después de irse Medina «tranquilo en conciencia de haber pedido que se cumpla la Ley de Sociedades de Capital». El club no quiso contestar a estas reacciones del consejero cesado para eludir cualquier polémica extradeportiva justo cuando ahora considera que lo más importante son las cuatro jornadas que faltan en Segunda y que el equipo blanquiverde consiga la permanencia en la categoría de plata con 12 puntos en liza.

El presidente del Córdoba nombró a Francisco López Valero como nuevo consejero de la entidad blanquiverde en sustitución de Diego Medina. López Valero es un hombre la absoluta confianza de Jesús León. De hecho, ha trabajado con él en sus diferentes negocios empresariales. Tanto, que acompañó a León en el palco VIP en el partido ante el Reus (en la imagen), día 20 de diciembre de 2017 que se realizó la compraventa privada del club en Madrid. López Valero es Técnico Superior en Administración y Finanzas. Nació en Granada y tiene 38 años.

El Consejo de Administración del Córdoba CF queda con cinco consejeros. Solo cuatro se mantienen desde el inicio. Son el presidente del Córdoba, Jesús León, y los vocales Antonio Romero, decisivo en el proceso de compra del club, Manuel Garrido, como representante de los Veteranos, y Magdalena Entrenas, que lidera el nuevo proyecto de fútbol femenino. Ahora se une Francisco López Valero, después del nombramiento de ayer.