PREVIA COPA DEL REY

Un paréntesis en la tormenta ante el Málaga

Razak puede disfrutar de sus primeros minutos oficiales ante un rival «light»

Razak, en una sesión de entrenamiento
Razak, en una sesión de entrenamiento - ÁLVARO CARMONA
A. D. JIMÉNEZ - @abccordoba Córdoba - Actualizado: Guardado en:

Desde el prisma de los clubes modestos de Primera y los de Segunda, la Copa del Rey es una competición residual, un expediente que no queda más remedio que cumplir. Es decir, no está la ilusión de los grandes por añadir otro trofeo en sus vitrinas o de los modestísimos por recibir a uno de esos grandes que les alivie la presente temporada.

Por ello, el Córdoba-Málaga de esta noche, correspondiente a la ronda de «32 mejores» pasa desapercibido por completo. Para los blanquiverdes, porque la Copa no mola cuando en la Liga las cosas van mal; y para los balnquiazules, porque es una competición que no les ha molado casi nunca. En definitiva, un expediente que cada uno tratará de asumir a su modo.

De hecho, en el Córdoba lo más significativo será el estreno de Carrión en el banquillo de El Arcángel. Será la segunda ocasión en la que se ponga al frente del primer equipo. Y, en parte, sabe que hoy ya va sin red protectora después de que Carlos González (por mucho que la oficialidad de la web señale a Emilio Vega) le escogiera para ser el sustituto de Oltra. Más que ver su mano, el partido servirá para que él vea de cerca lo que tiene.

Por ello, habrá que ver con qué tira. Si hace rotación por eso de pensar en Reus u opta por otra cosa. Es decir, comprobar hasta que límite están los suyos. Aun así, lo lógico es que dé algunas oportunidades a aquellos que han tenido menos minutos en las últimas semanas como Edu Ramos, Borja Domínguez, Pedro Ríos, Rodas o Samu, entre otros. Incluso, que dé la alternativa a Razak, inédito hasta la fecha en la presente temporada, o que vuelva a estar disponible Piovaccari.

Todo ello se sabrá esta mañana, ya que ayer no había convocatoria. De esta forma, el técnico barcelonés podrá conocer de cerca a sus nuevos pupilos. Por su parte, el Málaga se toma la Copa como si de otra cosa se tratase. Se deja Juande Ramos a Kameni y Camacho de descanso. Además, hay lesionados de larga duración entre los que destaca Charles, por su pasado en blanco y verde, y otros de corta como el goleador Sandro.

Además, la citación, de 19 jugadores, está poblada hasta con seis componentes del filial malaguista. En un principio, todo estará cuidado para que en ningún momento figuren cinco, puesto que ello le costaría un buen berrinche administrativo, ya que habría riesgo de impugnación. De hecho, en su empate con nueve jugadores en el Camp Nou ya estuvo cerca de incurrir en ese problema.

El 20 de diciembre se disputará la vuelta y, por lo tanto, nada será definitivo. Pero, inicialmente, tanto para el Córdoba como para el Málaga la Copa es una competición de otro rango. Otra cosa que no produce la ilusión de antaño. Como muestra, hoy se espera una bajísima afluencia de público. Y es que Carlos González, la propiedad del club, decidió que los socios también tenían que pasar por caja.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios