Bodegas

«Buena calidad, pérdida de peso y algunas maduraciones extrañas», claves de la vendimia en Jerez

La producción quedará en unos 55 millones de kilos tras la ola de calor y viento de levante

Trabajadores de una cooperativa jerezana descargan uva esta semana (J.P.)
Trabajadores de una cooperativa jerezana descargan uva esta semana (J.P.)
J. Padilla Jerez De La Frontera - Actualizado: Guardado en: Andalucía , Cádiz

La vendimia del Marco de Jerez ya está dando los últimos coletazos, marcada por los efectos de un viento de levante (ya disipado) que no se recordaba en los últimos treinta años. El director general del Consejo Regulador (CR) de las Denominaciones de Origen (DO), César Saldaña, ha indicado a este diario que las previsiones oficiales son que la producción total de uva quede entre los 50 ó 55 millones de kilos al finalizar la campaña, frente a los 75 de la vendimia 2015.

El extraño clima de este verano ha provocado «casos de maduración muy rara. Ha habido cierta irregularidad en algunos pagos», ha apuntado Saldaña. Hay algunos lagares de Jerez que ya han cerrado esta semana. El CR apunta que se han cumplido alguna de las expectativas apuntadas al inicio de la campaña agrícola, como que esta vendimia será «muy corta» -con la pérdida de jornales y ganancias para pequeños viticultores- con un rendimiento de un 30 o 35% por debajo de la del año pasado; pero con «buena calidad, buen grado. Falta peso. El levante evapora el agua de los racimos y por lo tanto estos pierden peso, aunque la calidad no se ve afectada». No se pierden los azucares ni la acidez, por lo que uva tiene todo su potencial para elaborar vinos de calidad», ha explicado Saldaña. Asimismo, el levante hace que el nivel sanitario sea muy «alto (sin pudrición y enfermedades)». 

Los últimos datos oficiales del CR (a 6 de septiembre) indican que los lagares, en funcionamiento o no, han molturado ya 46.681.150 kilos de fruta con una graduación media de 11,61 grados. Son los pagos de Trebujena quienes tienen una graduación media más alta, con 11,88 grados, mientras los de Chiclana son los de menor, con 10,83. En Jerez había trece lagares en funcionamiento a esa fecha frente a los cinco de Sanlúcar, donde los rendimientos están siendo menores por los efectos de la climatología y la plaga sufrida de mildium.

En la cooperativa Virgen de las Angustias, de Jerez, los trabajos se han desarrollado a pesar de la ola de calor sufrida los últimos días. «Aquí no se da de mano. La uva no se puede dejar en el campo porque el calor puede provocar fermentaciones no deseadas», indican sus trabajadores. Varios remolques descargan las últimas cosechas en la tolva. El ritmo, como en otros lagares, ha sido menor este año ante el descenso de la producción total. Pero, según mantiene el CR del jerez, elaborar los mostos necesarios para rociar las criaderas de los sistemas de envejecimiento de las bodegas, además de suministrar la materia prima para otra serie de productos de calidad elaborados en el Marco de Jerez. Entre ellos y de forma especial hay que mencionar el vinagre, producto acogido igualmente a Denominación de Origen y cuya popularidad creciente demanda cada vez «mayores volúmenes».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios