Penitente de Cádiz en la Madrugada - F. JIMÉNEZ
Semana Santa

Toda la actualidad del Jueves Santo y la Madrugada en la Semana Santa de Cádiz 2017

Aún sigue latente el fervor del Descendimiento mientras se preparan Expiración, La Sed y Buena Muerte para recorrer las calles de Cádiz esta tarde

CádizActualizado:

Medinaceli es el único titular que salió anoche desde la iglesia de Santa Cruz debido a la negativa del Perdón, al no querer variar su hora de salida (tres de la madrugada). El Descendimiento ha sido así la única procesión propia de la Madrugada.

Sobriedad en un Madrugada sin el Perdón

Desde San Lorenzo, arrancó la Madrugada en Cádiz con Descendimiento. Esta corporación fue una vez más un ejemplo de sobriedad en las calles. Muchos fieles siguieron la salida procesional de la hermandad en las calles Sagasta y Hospital de Mujeres antes de que iniciara su estación de penitencia en Catedral. El capataz Juan Pablo Estévez dio las pertinentes indicaciones a los suyos para una maniobra compleja por la disposición de las imágenes que van sobre las las andas. Un histórico de la hermandad, Francisco Cuenca, ordenó la primera levantá para el impresionante misterio que inició su caminar con un cortejo riguroso que rezaba mientras avanzaba. Respeto y silencio a su paso que se correspondían con el carácter de la cofradía que volvió a lucir en la Madrugada. La ausencia del Perdón, con sus titulares en la capilla de Santa Cruz, cerraba antes de lo habitual la jornada en la capital.

Medinaceli cerró el Jueves Santo

A falta de cinco minutos para las doce de la noche se abrían las puertas de Santa Cruz para la salida procesional de Medinaceli. Previamente, en el interior del templo los hermanos rezaban y se preparaban para iniciar la estación de penitencia. El impresionante paso de misterio fue hacia la puerta lentamente. El silencio era absoluto. El capataz José Luis Pájaro dio instrucciones a los suyos para que poco a poco el paso atravesara el dintel de Santa Cruz. Tras superar sin problemas el trance y bajar la rampa se escucharon las horquillas.

Con elegancia y sobriedad el Señor ya caminaba para buscar la Catedral a la que accedería por Arquitecto Acero y saldría por el acceso principal. Detrás de la imagen de Jesús iba una nutrida penitencia en riguroso silencio. El paso de la Virgen de la Trinidad se aproximó entonces hacia la puerta. Iba con un precioso exorno floral con rosas en color crudo y unos detalles en morado. Los cargadores tomaron a pulso el palio hasta que el paso salió a la Plaza de Fray Félix, que de nuevo enmudeció para contemplar a esta bella imagen acompañada por San Juan.

Huerto de oraciones en San Severiano

La primera levantá del misterio del Señor en el Huerto nada más salir es para el vestidor de la hermandad Abelardo Santiago, servía de reconocimiento para todas estas persona que hacen una labor tan importante durante todo el año.

El sol se derrama sobre la Virgen de Gracia y Esperanza. Ya está en la calle ante todo un barrio de San Severiano que concentra a gran parte de Extramuros, aunque la hermandad de la Oración en el Huerto ya no es, por fortuna, la única que sale de Puertas de Tierra. «Así es y nosotros nos alegramos de ello», comenta el vicehermano mayor Fernando Reina. «Llevamos muchos años saliendo desde Extramuros y aquí está gran parte del futuro de nuestra Semana Santa. Ojalá en el futuro sean más las cofradías que se animen».

Un pequeño local, hecho para la ocasión, dentro del patio de la Parroquia de San Severiano, sirve para que los dos pasos esperen su momento de salida. Otro pequeño gran milagro dentro de una cofradía que «ha estado mucho tiempo de prestado; hemos llegado a salir incluso desde la Casa del Niño Jesús», comenta Reina.

El misterio del Señor sigue avanzando. Completamente tallado, el próximo año comenzará ya a dorarse poco a poco, con lo que ello conlleva para una cofradía que con todo sigue creciendo y sigue muy viva dentro de la parroquia. Un cortejo que se mantiene con más de 200 penitentes y muchos niños, tanto del barrio como de Bahía Blanca e incluso Santa María.

El Señor ya reza por Cádiz camino de la Catedral bajo un olivo que le cobija y que le avisa de lo mucho que queda por vivir en una auténtica noche de pasiones en Cádiz. Gracia y Esperanza sigue al misterio, con los mejores compases de sus cargadores que dentro del paso recuerdan que ‘así se anda en Cádiz’.

El Jueves Santo gaditano ya ha comenzado en Cádiz gracias un año más al milagro de cada Semana Santa en San Severiano.

Aflicción y emoción en un pañuelo

En el interior de la iglesia de San Lorenzo, en la calle Sagasta, todo está ya casi dispuesto para la salida procesional. Afligidos cuenta con uno de los pasos más bonitos de la Semana Santa de Cádiz, con un estilo barroco y muchos detalles.

Los penitentes ya están preparados para iniciar la estación de penitencia a la Catedral. Unos treinta pequeños monaguillos forman parte del cortejo. La hermana mayor de la corporación, Lourdes Cortejosa, y el director espiritual, Jesús García Cornejo, se dirigieron a los hermanos instantes antes.

Sobre las andas lucen las imágenes de Peter Sterling (el Cristo y la Virgen) acompañados por las tallas de la Verónica, San Juan y Simón de Cirene. Este 2017 la hermandad estrena dieciséis nuevas túnicas y el paño de la Verónica, que ha sido pintado en esta ocasión por Manuel Bueno.

La maniobra de salida de este paso es una de las más complejas por las dimensiones de la puerta de San Lorenzo, los escalones y la propia calle Sagasta. La experiencia y veteranía del capataz José Julio Reyeros es fundamental para la ocasión.

Este año cumple 25 al frente de este impresionante paso y está muy emocionado. La salida se realiza con mucho cuidado y lentamente. En la calle, muchos gaditanos aguardaban expectantes para contemplar a la corporación que volvió a lucir de forma especial. Unos doscientos cincuenta hermanos formaban parte del cortejo que precedía al paso adornado en esta ocasión con rosas rojas.

El imponente misterio, uno de los más pesados de Cádiz presidido por Jesús de los Afligidos y la Virgen de los Desconsuelos, brilló en la calle gracias a su orfebrería y ricos bordados. La banda de música Pedro Álvarez Hidalgo de Puerto Real volvió a acompañar a la hermandad con sede en San Lorenzo. Después de la Marcha Real el paso inició su caminar con los sones de Afligidos.

Tras superar el complejo giro hacia Hospital de Mujeres el cortejo se dirigía hacia la Plaza de las Flores y la calle Compañía para ser la primera en hacer estación de penitencia en la Catedral.

Cádiz se rinde al Regidor Perpetuo y a su madre

Nuestro Padre Jesús Nazareno iniciando su salida procesional- Antonio Vázquez

La salida del Regidor Perpetuo paraliza Cádiz por unos instantes. Fervor, devoción, pasión... todos los adjetivos son insuficientes para describir qué se siente ante el 'Greñúo'. Santa María y Jabonería forman el inicio del itinerario de la corporación y son justamente las calles más cotizadas para seguir el caminar del Nazareno y la Virgen de los Dolores. Desde bien temprano ya los vecinos y devotos han tomado posiciones en esas vías. El Nazareno volvía a las calles de Cádiz.

Su último encuentro con los gaditanos había sido reciente ya que el 2016 fue un año muy especial para la hermandad. Se celebró el 400 aniversario de la llegada del Señor a Santa María y dentro de esa efeméride hubo una brillante salida extraordinaria el pasado mes de octubre con un recorrido inédito que siguieron numerosas personas.

Ahora de nuevo estaba a punto de producirse ese soñado momento en el que el Regidor Perpetuo atraviesa el dintel de la iglesia de Santa María. Una vez más, en el interior del templo los hermanos no pueden evitar la emoción y los nervios. Algunos llevan muchísimos años acompañando al Alcalde Perpetuo de Cádiz pero ni siquiera eso les hace estar tranquilos porque para todos es muy especial formar parte de este cortejo que va con el Nazareno.

Unos 280 penitentes han salido este Jueves Santo, a parte de los hermanos cargadores, 159, los acólitos y monaguillos y la como siempre nutrida penitencia que han formado unas 350 personas. En total, el cortejo lo conformaban unas 800 personas lo que supone que es el más numeroso de la ciudad. Como es también habitual, distintas autoridades quisieron estar con el Nazareno.

Destacaba la presencia de representantes de distintos colegios profesionales de la ciudad, como el decano de los abogados, Pascual Valiente o de graduados sociales, José Blas Fernández. También estaba el notario José Ramón Castro, junto a concejales como Teófila Martínez o Juan Manuel Pérez Dorao y Fran González que formaron parte de la presidencia de la procesión.

Teófila Martínez estaba una vez más muy emocionada. Desde siempre se ha sentido muy unida al Nazareno. «No podía faltar. Deseo que sea una buena estación de penitencia. Para mí es un privilegio acompañar al Nazareno y vivir estos momentos previos en los templos». El alcalde, José María González, salió en la penitencia como lo hizo en 2016 junto a su madre Milagros Santos. Antes de la salida, con la puerta de Santa María ya abierta, el director espiritual, el padre Aquiles, dirigió unas palabras a los hermanos y se rezó un Padrenuestro.

Por la mañana la hermandad le había colocado el bastón de mando en el paso que para la ocasión estaba adornado como es habitual con claveles y rosas rojas. Tras salir los penitentes del Cristo con sus túnicas y antifaces en raso morado, tocaba la maniobra de salida del paso de misterio. Con el martillo repetía Jorge Gómez en el que era su segundo Jueves Santo al frente de la cuadrilla.

El paso estaba a punto de alcanzar el dintel de la puerta de Santa María con una maniobra muy cuidada. Sonaba entonces la marcha Saeta que interpreta la banda de música Gailín, de Puerto Serrano, que desde el año pasado acompaña al Regidor Perpetuo. El acompañamiento musical lo recuperó la hermandad para el Señor en 2016 después de más de veinte años sin contar con él. Una vez que salió del templo se escuchó el himno nacional y se vieron entonces las primeras lágrimas, era muy difícil contener la emoción que crecía por momentos. El Nazareno ya estaba en la calle. Pronto se iba a hacer de noche.

Carmen Olmedo canta una saeta al Nazareno

Santiago Posada, hermano mayor de la Corporación municipal entre 2006 y 2014 había dado la primera levantá. Entonces la banda Gailín tocó magistralmente Regidor Perpetuo y después Nazareno de Santa María y al Señor de Cádiz. Entre los vivas, aplausos y petaladas, el paso del Señor avanzaba. Carmen Olmedo, abrazada a su tío-abuelo el Padre Llanes, cantó una emocionante saeta. El sol casi se iba a ocultar pero aún estaba en estos primeros compases junto al 'Greñúo'. El acompañamiento musical fue una vez más acorde con el estilo de la cofradía. En Catedral, el Señor de Cádiz se luciría con la marcha Ecce-Homo en honor a la archicofradía de San Pablo con la que está hermanada y que celebra su 350 aniversario.

Más tarde llegaba el momento de la Virgen de los Dolores. El paso estrenaba este año la restauración de las dos primeras parejas de bambalinas laterales. Tras salir las secciones de penitentes, sonó en el interior del templo Rosa de mis Dolores por la banda de música maestro Enrique Galán de Rota.

El capataz Antonio Ramírez dio las indicaciones a su cuadrilla y el palio superó sin problemas la puerta de Santa María. Iba escoltado este año por agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría de Cádiz. Sonó el himno nacional y después Virgen de la Victoria. Precisamente la hermana mayor de Expiración, cofradía que este Viernes Santo hará su salida procesional desde Santa María, fue la encargada de ordenar la primera levantá. Después se escuchó Encarnación Coronada y Madre de los Gitanos Coronada para un palio que se lucía en en el barrio ante el fervor de los vecinos que se rindieron con «guapas» a los Dolores adornada con tulipanes, anturinos y paniculatas de color blanco.