La cuadrilla de mujeres de la Virgen de la Soledad de Cádiz, durante el traslado
La cuadrilla de mujeres de la Virgen de la Soledad de Cádiz, durante el traslado
COFRADÍAS

«Si durante años han cargado mujeres, ¿por qué hoy eso no vale?»

Fernando Malines, hermano mayor del Santo Entierro de Cádiz, lamenta que esta polémica perjudique a la corporación portuense

CÁDIZActualizado:

La denuncia de las dos costaleras de El Puerto, Maika Anelo y Andrea de la Flor, a las que sus hermandades no permitirán cargar como hasta ahora en la próxima Semana Santa ha trascendido más allá del ámbito local. Tal y como ellas mismas han explicado los cambios de capataces en dos cofradías, la del Santo Entierro y la de la Borriquita, han motivado sus salidas de las respectivas cuadrillas. Hasta el momento en ambas corporaciones, hombres y mujeres podían ir debajo del paso y llevar el costal. Sin embargo ahora se han encontrado con la negativa por parte de los nuevos responsables de los pasos y la falta de apoyo de las juntas de gobierno.

Mientras se suceden las reuniones de las dos afectadas con representantes políticos, de momento desde las dos hermandades se mantiene el silencio en torno a esta polémica. Ni la hermana mayor de la cofradía de la Soledad, Lucía Álvarez-Campana ni el máximo responsable de la corporación del Domingo de Ramos, José María Camacho, se han pronunciado en ningún sentido. Asimismo, los capataces, Jesús Alejo y Antonio Borrego no han querido hacer declaraciones al respecto.

Se da la circunstancia de que en Cádiz la cofradía del Santo Entierro es la única que cuenta con una cuadrilla de mujeres. El hermano mayor de la corporación de Santa Cruz, Fernando Malines, siempre ha destacado además la presencia de las mujeres en su hermandad. «Nosotros somos los únicos en Cádiz que nos hemos comprometido con ello, con una cuadrilla femenina y nadie nos ha hecho un mal comentario, al revés, todo el mundo en Cádiz lo ha visto con buenos ojos», asegura.

Además, Malines apunta que «en nuestro caso casi la mayoría de las que forman la cuadrilla son hermanas y son parte activa de la hermandad porque con ellas están sus hijos, sus novios, maridos... y eso es lo que hace que se reavive un poco más la cofradía. Es un bloque del Santo Entierro que aporta crecimiento y ayuda muchísimo». Precisamente la cuadrilla de mujeres de la cofradía del Santo Entierro de Cádiz fue la encargada de realizar el traslado de la Virgen de la Soledad desde Santa Cruz hasta Santa María para la procesión extraordinaria de esyte verano con motivo del 425 aniversario de la corporación. Pero además será esta cuadrilla la que se encargue guiar la urna del Cristo yaciente el próximo sábado Santo. «Yo valoro muchísimo a esta cuadrilla porque son muy responsables, están en todos los cultos, en todos los actos, me han ganado por su compromiso», indica Malines.

El hermano mayor de la cofradía del Santo Entierro de Cádiz asegura que no entiende por qué en El Puerto se ha adoptado ahora esa decisión. «Aquí en Cádiz no podrían existir cuadrillas mixtas por la forma de cargar pero allí en El Puerto lo veo bien porque es diferente. Si se ha hecho muchos años, ¿por qué hoy ya no vale? Malines entiende además que todo esto perjudica a la propia hermandad. «La pena es que ahora está en todos lados, en todos los medios y no se valora el trabajo de todo un año y el esfuerzo de todos los hermanos».