Es noticia:
Cádiz

La Semana Santa de San Fernando se consolida

Comienza el desmontaje de las carreras oficiales en las localidades de la provincia, tras unas jornadas intensas a las que el Resucitado a puesto el punto final

Actualizado:

Y la luz volvió de nuevo. El blanco impoluto pisó las calles de la provincia para anunciar que sí, que Cristo ha resucitado y que ahora toca esperar de nuevo para volver a sentir la Pasión de su martirio y muerte. Solo faltan 341 días para que otro Domingo de Ramos llene de palmas las calles de San Fernando, Jerez, El Puerto y Chiclana (municipios donde se vive de forma más intensa la Semana Santa), siempre y cuando la climatología lo permita.

Y es que precisamente el tiempo ha sido uno de los grandes protagonistas de esta Semana Santa ya que no solo ha permitido que sea completa sino que ha habido jornadas de temperaturas altas, que han dejado a los cortejos lucirse entre una multitud de personas.

Ha sido una gran Semana Santa, llena de momentos, de estrenos, de instantes que quedarán en la historia de las hermandades y que los hosteleros también han aprovechado.

Ya acabó. Las túnicas se volverán a guardar, junto a los pasos y el patrimonio. Las tallas vuelven a sus altares para recoger la fe de los que se acerquen a ella de forma íntima, a esperar para que de nuevo el calor de la devoción que siente en la calle llegue. Pero esto no quiere decir que el trabajo finalice, puesto que ahora las entidades volverán a iniciar los trabajos para planificar la próxima salida, a plantearse estrenos y a seguir creciendo porque el objetivo de cada Semana Santa de cada localidad gaditana no es otro que crecer.

Prueba de ello es que cada año se incorporan nuevas salidas procesionales, se mejoran los pasos de misterio y palios, se escuchan nuevas marchas y se amplían los cortejos. Por ello cada Semana Santa es especial, es distinta y a la vez refleja el mismo sentimiento, exhala tradición y se traspasa de generación en generación.

San Fernando

La Semana Santa de San Fernando sigue en auge. Persigue los pasos de la capital y de Jerez y aunque en cantidad o patrimonio aún esté lejos, lo cierto es que su peculiaridad la hace singular. Además, en el primer aspecto cada año se aproxima más y pese a ser una localidad de menos de 100.000 habitantes, logra que su Pasión se sienta.

Este año ha sido completo y todos los pasos han realizado su estación de penitencia sin ningún tipo de percance o de incidencia grave. Se ha vivido unas jornadas muy especiales y también muy intensas. Pero, a pesar de todo, no se ha decaído y todas han lucido.

El Domingo de Resurrección sí es cierto que cuesta algo más que la gente acompañe a la hermandad, que según la zona siente más o menos el fervor de los fieles. Es algo habitual y resulta complicado de cambiar, aunque desde la hermandad cada año se realiza un gran esfuerzo que está consiguiendo que se valore. Lo que no evita la cantidad de sillas vacías, por ejemplo, que se pueden apreciar a su paso por Carrera Oficial.

Este año presentó como novedad el estucado de los brazos de guardabrisas del paso de misterio y la restauración del báculo del pertiguero. Como siempre especial fue su paso por el paseo del Buen Fin, por el interior del parque Almirante Laulhé y su llegada al templo, poniendo fin a la Semana Santa.

Este año quedará sobre todo por el regreso de Vera Cruz a su pequeña capilla del Cristo Viejo, uno de los grandes momentos de la Semana Santa de San Fernando, que sigue completando sus pasos. La jornada más fuerte continúa siendo la del Jueves Santo que se completa con la ‘Madrugá’ del Nazareno.