Es noticia:
Cádiz

Una Semana Santa con grandes momentos en Jerez

Comienza el desmontaje de las carreras oficiales en las localidades de la provincia, tras unas jornadas intensas a las que el Resucitado a puesto el punto final

Actualizado:

Y la luz volvió de nuevo. El blanco impoluto pisó las calles de la provincia para anunciar que sí, que Cristo ha resucitado y que ahora toca esperar de nuevo para volver a sentir la Pasión de su martirio y muerte. Solo faltan 341 días para que otro Domingo de Ramos llene de palmas las calles de San Fernando, Jerez, El Puerto y Chiclana (municipios donde se vive de forma más intensa la Semana Santa), siempre y cuando la climatología lo permita.

Y es que precisamente el tiempo ha sido uno de los grandes protagonistas de esta Semana Santa ya que no solo ha permitido que sea completa sino que ha habido jornadas de temperaturas altas, que han dejado a los cortejos lucirse entre una multitud de personas.

Ha sido una gran Semana Santa, llena de momentos, de estrenos, de instantes que quedarán en la historia de las hermandades y que los hosteleros también han aprovechado.

Ya acabó. Las túnicas se volverán a guardar, junto a los pasos y el patrimonio. Las tallas vuelven a sus altares para recoger la fe de los que se acerquen a ella de forma íntima, a esperar para que de nuevo el calor de la devoción que siente en la calle llegue. Pero esto no quiere decir que el trabajo finalice, puesto que ahora las entidades volverán a iniciar los trabajos para planificar la próxima salida, a plantearse estrenos y a seguir creciendo porque el objetivo de cada Semana Santa de cada localidad gaditana no es otro que crecer.

Prueba de ello es que cada año se incorporan nuevas salidas procesionales, se mejoran los pasos de misterio y palios, se escuchan nuevas marchas y se amplían los cortejos. Por ello cada Semana Santa es especial, es distinta y a la vez refleja el mismo sentimiento, exhala tradición y se traspasa de generación en generación.

Jerez

La ciudad cofrade por excelencia ha vuelto a demostrar este año por qué se le considera así y ha vivido grandes momentos, con regreso de cortejos por barrios que hacían años que no pisaban y sobre todo la salida procesional de una nueva Dolorosa por sus calles.

Momentos especiales que ya se guardan mientras que ya se trabaja en la próxima Semana Santa. Jerez comienza a desmontar su Carrera Oficial el sábado y es que esta labor se prolonga durante varios días, mostrándose en este sentido la importancia que tiene para la localidad la Semana Santa.

Y así tradicionalmente la fiesta acababa con el Santo Entierro hasta que en los años noventa por fin salió el Resucitado, completando la Pasión con el pasaje de la vuelta a la vida de Jesús. En estos años se ha ido ampliando su recorrido y poco a poco se ha asentado en la ciudad.

Este año presentó como novedad el canasto en carpintería para el paso del Señor Resucitado. Siempre sus momentos más emotivos suelen ser la salida y su recogida. Éste último por el significado de que se acaba la Pasión, de que habrá qué esperar de nuevo para escuchar las marchas, para ver los cirios y oler el incienso.