IGLESIA

Ordenación sacerdotal de Antonio Lago

El obispo Rafael Zornoza presidió la ceremonia en la Catedral

CÁDIZActualizado:

Antonio Lago Moguel fue ordenado sacerdote de la Diócesis de Cádiz y Ceuta en una ceremonia presidida por el obispo diocesano, Mons. Rafael Zornoza Boy.

Ante una Catedral llena de fieles, sacerdotes, amigos y familiares del ordenando, el obispo diocesano, dirigiéndose al neo presbítero, afirmó que “Cristo te ha guiado con su amor por caminos insospechados y te ha conducido hasta aquí para ponerte como regalo suyo al servicio de la Iglesia y del mundo”.

En cuanto a la labor del sacerdote, Mons. Zornoza aseguró que “el sacerdote es testigo universal de la caridad de Cristo. Es hombre de Dios y hombre de la misión. La formación de los sacerdotes depende de la acción de Dios en nuestras vidas y no tanto de nuestras actividades”.

Así, refiriéndose a la figura del sacerdote en el mundo, el obispo de Cádiz y Ceuta manifestó que “en un mundo con tanto ruido y tanta desorientación es necesaria la adoración silenciosa de Jesús, oculto en la Eucaristía. De los sacerdotes los fieles esperan que sean especialistas en fomentar el encuentro del hombre con Dios. El sacerdote debe conocer realmente a Dios desde su interior y así llevarlo a los hombres”.

Por último, el prelado exhortó al nuevo sacerdote diocesano a que el amor de Dios le lleve a todos los ámbitos del testimonio y la caridad sacerdotal: a la catequesis de iniciación cristiana, al primer anuncio del Evangelio, a la búsqueda de los alejados, al cuidado de los enfermos, a la práctica de la caridad, de la comunicación cristiana de bienes, a la promoción de la cultura de la vida, a la formación de los fieles, a la enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia, y al apoyo a las familias tan necesitadas de la compañía del sacerdote.

De esta manera, y tras ser ordenado sacerdote, Antonio Lago oficiará su primera misa este lunes 23 de octubre, a las 20.00 horas, en la Iglesia de Santiago, en Cádiz.