Es noticia:
Cádiz
EFEMÉRIDES DE LA PATRONA

Devoción mariana en cada rincón de Cádiz

Las imágenes, ya expuestas en los templos para el besamanos extraordinario, reciben las visitas de numerosos fieles

CÁDIZActualizado:

A las diez de la mañana sonaban las campanas en la iglesia de Santo Domingo donde comenzaba oficialmente el besamanos extraordinario que se celebra hasta este martes con motivo del 150 aniversario del Patronazgo de la Virgen del Rosario, además del 70 aniversario de su coronación canónica, 60 años de su proclamación como Patrona del Consejo de Cofradías y 50 desde su nombramiento como Alcaldesa Perpetua.

Cofrades y fieles se acercaban desde primera hora de la mañana a los templos gaditanos para contemplar las imágenes marianas expuestas en una cita histórica con la que se demuestra una vez más la devoción que la ciudad tiene hacia la Virgen del Rosario. En la sede de la Patrona se concentraban los hermanos mayores de algunas de las hermandades como José Manuel Verdulla (Nazareno), Ramón Heredia (Ecce-Homo), Manuel Ruiz de Quintanilla (Sanidad) o Elisa Montero (Expiración), así como el vicepresidente en funciones del Consejo de Cofradías, Juan Carlos Jurado y otros miembros de la Permanente. También el pregonero de la Semana Santa de este año, Juan Mera, visitaba en primer término el templo dominico para después seguir un recorrido por las distintas iglesias gaditanas. Junto a todos ellos se encontraba el secretario del Consejo de Hermandades de Sevilla, Carlos López Bravo, que ha querido estar presente en esta jornada tan especial.

El padre Pascual Saturio se dirigía a todos cargado de emoción por este acontecimiento. Junto a la Patrona comentaba la importancia que tiene para los gaditanos. «El cariño que la gente le tiene a la Virgen ha hecho esta multiplicidad de imágenes por toda la ciudad. Espero que además de acudir la gente para contemplarlas también disfruten del cariño con el que hemos llamado siempre a María y que sean días muy bonitos para todos».

Pascual Saturio destacaba además que la devoción de los gaditanos por la Patrona está siempre muy presente. «La Virgen le pasa que tiene su casa en el corazón de los gaditanos y este año la conmemoración ha servido para que la vayan sacando del corazón y la verdad es que nunca he visto a la Virgen que la hayan dejado los gaditanos sola pero todos los actos que se han ido haciendo en honor de ella han sido muy multitudinarios. Se percibe en la gente la alegría de contemplarla, la alegría de acercarse a ella porque nos acercamos al corazón de la ciudad».

Las iglesias de Cádiz presentan estos dos días un aspecto distinto al habitual. La colaboración de los párrocos y rectores ha sido fundamental para la celebración de este besamanos extraordinario. En la Merced, las tres imágenes (Nuestra Señora del Buen Fin, María Santísima de la Piedad y Nuestra Señora de la Merced) están juntas en el presbiterio delante del altar. En Santa Cruz también lucen las imágenes de forma excepcional. Allí se encuentran las titulares de las cuatro hermandades que tienen sede en la Catedral Vieja (Sanidad, Medinaceli, Perdón y Santo Entierro) y también la Virgen del Calvario del Perdón. Importante el trabajo de montaje de los hermanos de las cofradías que han cuidado cada detalle para este besamanos. En este sentido se pronunciaba el pregonero Juan Mera: «estos días son la cumbre dentro de los actos por el 150 aniversario de la Patrona. Muchas hermandades han colaborado y han realizado unos montajes muy dignos para esta cita».

Santa María se ha volcado igualmente con la Virgen del Rosario. En este caso el montaje ocupa toda la capilla de Jesús Nazareno con cortinajes en rojo. María Santísima de los Dolores luce con motivo de esta exposición pública y destaca al fondo un niño Jesús vestido de dominico. Santiago, con Lágrimas de Piedad, San Agustín con Amargura y San Pablo con Angustias de Ecce-Homo ya han recibido la visita de numerosos fieles en sus respectivos templos. Lo mismo sucede en San Antonio, donde María Santísima de las Lágrimas se encuentra expuesta en la capilla de la Virgen del Patrocinio que se encuentra en el patio de la parroquia.

Destaca en San Francisco la talla de Nuestra Señora de los Remedios, titular del convento y con un gran valor histórico y artístico, situada para la ocasión en la nave central justo delante del presbiterio. En la capilla de Vera-Cruz luce la titular, Nuestra Señora de la Soledad y frente a la puerta de San Antonio se encuentra Nuestra Señora de la Esperanza, del Nazareno del Amor, vestida para la ocasión de forma especial con una saya en tono rosa realizada con un traje que donaron los hijos de José Antonio Canales Rivera y que estrenó en 2015. En este caso además la Virgen se encuentra tras el frontal del antiguo paso del Cristo de Vera-Cruz que lo ha cedido la cofradía decana para el montaje de la titular del Amor. Tras ella hay un cuadro de la Virgen del Rosario cedido por el padre Pascual Saturio.

En la Viña, la pequeña iglesia de la Palma también vive una jornada singular ya que están expuestas en besamanos Nuestra Señora de la Palma Coronada y María Santísima de las Penas. La devoción se hace aún más latente en este templo al que acuden numerosos fieles. Santa Catalina y San Lorenzo destacan igualmente en esta ruta mariana con hasta cuatro imágenes expuestas en cada una caso.

En el Carmen luce la titular de la archicofradía y en la capilla del Beato Diego se puede contemplar a María Santísima del Patrocinio. La capilla del Caminito en la calle Isabel la Católica también está abierta para esta conmemoración que además tiene un carácter solidario ya que en todos los templos se están recaudando donativos que irán destinados a Manos Unidas. Asimismo las hermandades han dispuesto unos cestos para recoger alimentos para los comedores sociales.

En extramuros la iglesia de Nuestra Señora del Pilar (San Felipe Neri), la de San José, la de Loreto y la capilla del colegio Salesianos son testigos también de este besamanos magno mariano que se ha hecho realidad para rendir homenaje a la Virgen del Rosario en este 2017 cargado de significado para la Patrona.