El canasto del paso de misterio lucirá ya completamente dorado
El canasto del paso de misterio lucirá ya completamente dorado
COFRADÍAS

Columna ultima sus novedades para el próximo Martes Santo

La cofradía trabaja en los dos pasos de sus Titulares y sigue con la realización de los cinturones de esparto de las túnicas

Actualizado:

La hermandad de Columna sigue inmersa en mejorar su patrimonio. De cara al próximo Martes Santo la cofradía tiene en estos momentos dos importantes proyectos que avanzan a muy buen ritmo. Los dos pasos tendrán novedades para esta Semana Santa de 2018. Por un lado, se encuentra el dorado del paso de misterio, y por otro, el bordado de las bambalinas del palio que ya se ha completado en su parte interior.

Felisa García Llanera es quien se encarga del dorado del paso de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna. En la Semana Santa de 2017 las andas del Señor ya procesionaron con su frontal dorado y las dos partes delanteras de los laterales. Pero para este 2018 el paso saldrá a la calle con el canasto dorado de forma íntegra. Para Sergio Rodríguez, hermano mayor de la corporación, se trata de un logro muy importante para la cofradía. «Para este Martes Santo saldrá lo que falta, los dos laterales traseros y la trasera. Estoy muy contento porque en 2011 nada más que estaba tallado el frontal del paso y ahora solo quedaría el dorado de los respiraderos». El máximo responsable de la cofradía de San Antonio reconoce que es muy complicado abordar económicamente estas mejoras. «El dorado ha sido posible gracias a los que han entrado ingresos y gracias a las fiestas que organizamos, los teatros y también la donación de algunos hermanos. Ese tipo de realizaciones si no es con ayuda externa es muy difícil que una cofradía lo pueda sacar adelante pero son momentos que hay que aprovechar».

Precisamente la donación de una familia de hermanos de la cofradía ha hecho posible también el bordado interior de las dos bambalinas laterales del paso de palio de la Virgen de las Lágrimas. En ese caso es la bordadora Rosa María Reyna la que ejecuta esta labor en un palio que como explica Rodríguez se empezó en el año 1996. «El palio se inició entonces. Pero se ha parado y se ha iniciado varias veces. En 2001 se terminó el bordado de las bambalinas por fuera y hasta hace tres años no se retomó por dentro y ha sido gracias al impulso que ha dado esta familia porque la cofradía no puede permitirse eso por sí misma. Se está siguiendo el dibujo de Jesús Savona y está quedando un palio bastante llamativo. A todo esto hay que sumarle en estos ocho años la restauración de los respiraderos. Estamos muy contentos porque lo de los bordados es algo que no esperábamos, no era un proyecto de la junta y sin embargo gracias a esta familia pues se está finalizando. Era una oportunidad que no podíamos desaprovechar». Hay que recordar que el bordado del palio se inició en los talleres de Jaime Zaragoza pero el año pasado la junta decidió confiar esta tarea a Rosa María Reyna, que ya se encargó de las nuevas túnicas de hermanos que estrenó Columna en 2017. El paso de la Virgen llevará además una aportación de parte de la cuadrilla de cargadores que la va a regalar los dos cubre maniguetas delanteros. A esas novedades en los pasos hay que añadir que los hermanos estrenarán los espartos que se están realizando en Sevilla. Con respecto a este cambio en la imagen de los penitentes Sergio Rodríguez asegura que «Era algo que figuraba en los estatutos de cofradía. Siempre ha estado ahí pero ha sido un proyecto que también siempre ha estado parado hasta que hemos decidido realizarlo y creo que la cofradía va a ganar mucho en la calle».

Ocho años al frente

Desde 2010 se ha producido un progreso muy significativo en la cofradía. Coincide entonces con la llegada de la nueva junta de gobierno con Sergio Rodríguez al frente de la misma. Estos serán sus últimos meses como máximo responsable ya que tendrá que convocar elecciones y ya ha agotado los ocho años. «Cuando empezamos siempre dije que la parte fundamental de nuestro trabajo se basaría en buscar la unión de los hermanos y así ha sido. También una clave es la unión que tiene ahora la cofradía con la parroquia. En cuestión de salud y de vida de hermandad es uno de los mejores momentos. La dirección espiritual del padre Óscar González tiene mucho que ver y eso repercute luego en la calle».